¡Una carta manuscrita en mi buzón!

Normalmente, cuando abro el buzón de casa, me encuentro el tipo de cosas que cualquiera podría esperar encontrarse en el suyo: el recibo de la luz, propaganda del local de kebabs de la esquina, el recibo del agua, propaganda de agencias inmobiliarias que se ofrecen para tasar gratis tu vivienda, el recibo del gas, alguna carta de Hacienda (estas siempre acojonan), etc etc. Lo que nunca podía imaginar es que alguien iba a deslizar en mi buzón un sobrecito ¡con una carta manuscrita! Joder, si hace más de veinte años que no me envían una… en plena era de internet y de los smartphones ¡una persona se toma la molestia de escribir una carta de su puño y letra! Mi perplejidad me mantuvo paralizado uno momento… ¿Quién sería el autor del escrito? ¿Alguna admiradora o admirador que me amaba en secreto y que por fin se había decidido a expresarme sus sentimientos? ¿Alguien que quería proponerme algún tentador asunto sexual? ¿¿Quién, quién, quién??

Comienzo a leer y me cago en mi puta vida… ¿adivináis quién era?


1 comentario

  1. Luz   •  

    Lo mismo me han dejado a mi en mi buzón, no se si esto es denuniciable, porque eso que digan que me lo dejan porque no estoy en casa, que van a saber ellos, yo no atiendo el telefonillo ni abro la puerta de casa si no estoy esperando a nadie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.