Tuneando escritorio viejo (feo de cojones) rescatado de la basura

Seguimos ojo avizor en busca de “trastos” que la gente deja en la basura para que los buenos samaritanos los rescatemos y les demos una segunda vida. En esta ocasión nos hemos topado con un viejo escritorio en buenas condiciones pero feo de cojones (imagen de la izquierda) al cual hemos sometido a un importante proceso de tuneo, convirtiéndolo en lo que se ve en la imagen de la derecha, un escritorio “Frida Khalo”, todo bohemio, por el cual ya suspiran todos los hipsters aburridos de Malasaña. ¿Y en qué consiste el lavado de cara practicado? Tomad nota: pintura a la tiza, cera tipo “Alex”, betún de Judea, unas fotocopias en color (los motivos de Frida), cola blanca, un remate con borlas de colores, unos listones de madera, un paño hecho con ganchillo… y unas cuantas horas de trabajo (cuatro o cinco, quizá más… ). El resultado salta a la vista… al escritorio no lo reconoce ni la madre que lo parió, después de haber invertido 20-25 euros en materiales. Así que de momento ahí lo tenemos, en espera de algún hipster solvente que se lo quiera llevar a casa por un módico precio de 599 euros, que al fin y al cabo se lo gastan en copas en dos findes y en retocarse la barbita… cojone…


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.