Trucos de los centros comerciales para hacerte consumir

Los centros comerciales se han convertido en los nuevos templos de nuestra época, donde el populacho se reúne para dar rienda suelta a sus instintos consumistas y dejarse buena parte de sus ingresos. Son mastodontes arquitectónicos donde todos sus elementos se coordinan en pos de un único objetivo: hacer que la gente sea más vulnerable a las compras impulsivas y se gaste el máximo dinero posible en el recinto.

Todas las técnicas y “trucos” utilizados en este sentido engloban lo que los anglosajones denominan scripted disorientation (desorientación guionizada), lo cual consiste, básicamente, en planificar una serie de herramientas para conseguir la desorientación del usuario y que alcance ese estado mental “comprador” que lo convierte en un pelele. Un ejemplo concreto: con el fin de desvirtuar tu percepción del tiempo no exhiben relojes ni exponen carteles con la palabra “salida” en zonas muy visibles.

Por cierto, si existe una compañía que ha hecho de estas prácticas de manipulación un arte, esta es IKEA, destacando especialmente por su capacidad para convertir sus espacios de exposición en auténticos laberintos que confunden intencionalmente el sentido de dirección del cliente. Y no os quepa la menor duda de que esto se convierte en más ventas (eso apuntan claramente los estudios).

En el siguiente vídeo nos cuentan todas estas cosillas con mayor detalle. El vídeo está en inglés, aunque podéis activar subtítulos (también en inglés) que facilitan la tarea de comprensión. Pero ojo, que hay fallos (p.e: donde pone “wonder” en realidad quiere decir “wander”; donde pone “bored” en realidad es “bought”).


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.