Por qué los planes de pensiones son una estafa

A río revuelto, ganancia de pescadores… la viabilidad del sistema público de pensiones está en entredicho y la banca buen que se aprovecha de ello. Sus voceros nos dicen por activa y por pasiva que contratemos planes de pensiones privados para complementar nuestras exiguas jubilaciones futuras, como si eso fuera la panacea definitiva (lo que no nos explican es cómo coño pagar un plan de pensiones con lo sueldos de mierda de hoy en día). Pues bien, no solo no son la panacea sino que son una puta estafa. Dos son las razones básicas que sustentan esta afirmación:

1) Las comisiones se comen una buena parte de la rentabilidad de los planes de pensiones.

2) Las desgravaciones fiscales no son tales. Se trata de un simple diferimiento en el pago de impuestos, lo cual es algo muy distinto.

Atentos al desarrollo y explicación de estos dos argumentos: La estafa de los planes de pensiones. El tipo que hace la exposición -bastante bien, por cierto- no es un indocumentado cualquiera, fue trabajador de una gestora de pensiones de BBVA. De todas formas también es conveniente leerse los comentarios del post, pues algún lector apunta algún detalle interesante. Por nuestra parte decir que nos encanta difundir este tipo de información, para contrarrestar (dentro de nuestras modestas posibilidades) la publicidad bancaria, omnipresente en los medios habituales.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.