La felicidad no es rentable para los negocios

Compartir:

Lo que viene a continuación es una especie de traducción libre de un texto extraído de libro “Reasons to Stay Alive”, del escritor y periodista Matt Heig. Lo comparto porque es un buen resumen de algunas ideas que hemos venido difundiendo desde hace años en este blog:

El mundo se está convirtiendo cada vez más en un lugar diseñado para deprimirnos, ya que la felicidad humana no es muy rentable para la economía. Si nos contentásemos con lo que poseemos, ¿qué necesidad tendríamos de acumular bienes? ¿cuál sería el objetivo de seguir consumiendo productos que satisfacen necesidades artificiales?

¿Cómo consiguen vender cremas hidratantes antienvejecimiento? Haciendo que te sientas mal por envejecer…

¿Cómo logran que la gente vote a ciertos partidos políticos? Criminalizando a los inmigrantes…

¿Cómo hacen que suscribas una póliza de seguro? Vendiendo la idea de un mundo inseguro y lleno de riesgos…

¿Cómo hacer que te hagas una cirugía plástica? Señalando tus defectos físicos y haciendo que te avergüences de ellos…

¿Cómo consiguen que veas un programa de televisión? Convenciéndote de que te vas a perder algo si no lo ves…

¿Cómo consiguen que adquieras el último smartphone del mercado? Haciéndote sentir obsoleto y desfasado si no lo compras…

Estar tranquilo se convierte en una especie de acto revolucionario. Ser feliz con tu propia existencia sin actualizar (*) y estar cómodos con tu yo sucio y humano no sería bueno para los negocios.

 

(*) Creo que “existencia sin actualizar” se refiere a una vida en la cual el humano no tiene necesidad de renovarse continuamente a través del enloquecido trasiego por la sociedad de consumo. Con razón sería algo muy perjudicial para la economía capitalista neoliberal…


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *