La estupidez del orgullo nacional, en minuto y medio

Hoy quiero compartir una breve reflexión, en forma de minuto y medio de vídeo, sobre la estupidez y sinsentido de ese sentimiento llamado orgullo nacional que las élites han sabido manejar en su propio provecho, una y otra vez, a lo largo de la historia. El encargado de poner las cosas en su sitio es el cómico George Carlin (¿por qué he estado tanto tiempo sin conocer a este hombre?), el cual expone su visión sobre el asunto sin pelos en la lengua y con cierta mala leche. Bien es cierto que mucha gente (los de las banderitas en el balcón, p.e) se sentirá incómoda con esta crítica… a nadie le gusta que cuestionen sus creencias, y más si las ridiculizan. Pero es que estamos hablando, como dice Carlin, de un puto accidente genético… eso es lo que hace que seas español, catalán, extremeño, lepero ¡o venusiano! Y ser una cosa u otra no te va a hacer ni más dotado intelectualmente, ni más generoso, ni más bravo ni más pollas en vinagre. No tenéis más que echar un vistazo a vuestro alrededor y tomar nota de los cretinos y cabrones que os rodean y con los cuales compartís nacionalidad. ¡Los hay a patadas!, aquí, allá y maracullá… ¿me entendéis por dónde voy? Vídeo al canto:


1 comentario

  1. Juande   •  

    Me encanta George Carlin desde que lo vi por primera vez. Pone en su lugar y sin pelos en la lengua asuntos como la religión, el aborto y casi todo lo establecido. Y su estilo tan directo… Es fresco, divertido y hasta me atrevería a decir que didáctico. Gracias por compartirlo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.