Emily Rose, la niña de 11 años que demostró que el Reiki es una estafa

A continuación transcribo un hilo muy interesante que acabo de ver en Twitter en el cual nos advierten contra cierta pseudoterapia sacacuartos que cuenta con muchos adeptos. Y es que no solo nos estafan políticos y corporaciones (incluidas farmacéuticas). Detrás de las pseudoterapias siempre hay una gran caja registradora que esquilma tu bolsillo y enriquece a los charlatanes de feria. Copio y pego:

Hoy hace 22 años que esta niña se convirtió en la persona más joven en publicar un artículo científico revisado por pares, y lo hizo en la revista Journal of the American Medical Association (JAMA) en 1998. Se llama Emily Rose y tenía 11 años.
Se preguntó sobre la efectividad del Reiki y diseñó un experimento tan sencillo como metodológicamente correcto (simple y elegante llegaron a definirlo otros científicos).
Llama la atención que entre los expertos en Reiki que reclutó se encontraba la fundadora de la técnica…
Que se negó a participar, obviamente. En una mesa una cartulina vertical impide a las dos personas verse mutuamente. La cartulina tenía dos agujeros debajo, por donde el «sanador» introduce sus manos. Emily tiraba una moneda y con ello elegía a qué mano acercar la suya.
El resultado fue que los sanadores acertaron un 47% de las veces (lo que venía a ser el mismo resultado que el azar), así que de capacidad para detectar energía vital, meh.
Hizo el experimento con 9 años aunque se publicó cuando tenía 11.
Aclaro una cosa: en el paper se menciona que el reiki fue concebido a principios de la década de 1970 por Dolores Krieger, PhD, RN, miembro de la facultad de la División de Enfermería de la Universidad de Nueva York, pero NO. Se le atribuye a Mikao Usui, budista japonés en 1922.
Es posible que tenga tantos padres o madres como adaptaciones o variantes de la técnica original.
Y por si alguien duda, NO tiene ninguna evidencia científica ni es puede ser tratamiento médico para ninguna patología.
Los 25€ peor invertidos de la historia de mi vida los pagué cuando fui a darme un masaje y la señora me convenció para hacerme reiki (entonces no sabía ni lo que era). Fue un pase de manos aderezado con música y luz tenue. Ni me tocó. Salí con cara de estúpida de allí y sin 25€

Fuente: Twitter


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.