El cine de verano de los gitanos (recuerdos ochenteros)

El post de hoy va de nostalgia ochentera (en plan “yo fui a EGB” y similares). Y es que hace poco estuve hablando con cierta persona sobre lo mucho que ha cambiado la sociedad española desde los míticos años ochenta; a resultas de esta conversación me vino un recuerdo de una de las actividades a las que se dedicaban los gitanos de entonces. Tal actividad consistía en un cine de verano itinerante que visitaba un buen número de pueblos de la región. Era realmente curioso. Las películas que yo vi no eran precisamente estrenos (evidentemente)… eran sobre todo películas malas de Kung Fu y de los fumetas Cheech y Chong (los porreros del pueblo se tronchaban con las peripecias de este dúo). Y ojo a la infraestructura técnica: la “pantalla” donde proyectaban los filmes era una sábana blanca de gran tamaño que extendían en medio de un descampado, frente a la cual nos sentaban en unas incómodas sillas desplegables de madera (mucha gente se llevaba sus propias sillas para estar más cómodos). Enterarse de la peli era tarea casi imposible, tal era el jolgorio que se montaba y la pésima calidad del sonido. Pero creo que eso era lo de menos. Por supuesto, no podía faltar el imprescindible atracón de pipas, altramuces, palomitas, chuches, etc etc. En esa época había menos conciencia cívica y dejábamos el descampado echo una mierda, pero así eran las cosas. Por cierto, espero que algún abuelo cebolleta como yo comparta también sus recuerdos sobre el cine de los gitanos… la verdad es que no he visto nada por internet al respecto; intenté localizar alguna fotografía antigua para ilustrar el post, pero no he encontrado nada. Una pena que no haya más información sobre estos eventos que tanto hacían por amenizar nuestras noches de verano por un módico precio.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.