Efecto Mateo: Los pobres cada vez más pobres y los ricos cada vez más ricos

Todos conocemos los dichos populares “Dinero atrae dinero” y “En casa del pobre todo son pulgas”. Se trata de lugares comunes que responden perfectamente a la creciente desigualdad social que se viene observando en nuestro país desde inicios de la crisis en el 2008. Curiosamente este hecho (Los pobres cada vez más pobres y los ricos cada vez más ricos) fue apuntado en 1990 por el Dr. Robert K. Merton, con el nombre de Efecto Mateo. Dicho efecto sociológico se manifiesta en diferentes ámbitos de la esfera humana (economía, educación, artes, ciencias… ), pero donde produce un perjuicio notorio es en la economía, en tanto en cuanto la acumulación de riqueza por unos pocos siempre es un factor de inestabilidad social. Lo de “Mateo” viene por un versículo del Evangelio de San Mateo, donde encontramos la siguiente perla: “Porque al que tiene se le dará y tendrá en abundancia; pero al que no tiene incluso lo que tiene se le quitará” (San Mateo sería fichado, sin duda alguna, para la campaña electoral de ciertos partidos políticos que hacen del dinero su leitmotiv).

El efecto Mateo explica cómo el punto de partida es determinante en la explicación del ascenso social de unos pocos favorecidos y el enquistamiento (e incluso mayor empobrecimiento) de una masa de trabajadores pobres que no cuentan con los mismos recursos en la casilla de salida de esta carrera competitiva llamada vida. De esta manera la cacareada igualdad de oportunidades no sería más que un mito interesado, un mito que exige que nos bombardeen con la idea de que la desigualdad social se produce porque unos tienen mayor talento, creatividad y ganas de trabajar, mientras que otros son unos vagos parasitarios que se recrean en su miseria. Y esto es lo que lamentablemente seguiremos viviendo durante mucho tiempo, por muchas razones…


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.