Cuando un repartidor de Amazon te pide usar tu cuarto de baño (historia bizarra)

La verdad es que no puedo asegurar que esta historia sea verídica (es surrealista de cojones), pero solo por las risas que te echas ya merece la pena. Y oye, si es cierta, quedáis advertidos… mucho cuidadito cuando un repartidor de Amazon (o de otras compañías) te pida usar tu cuarto de baño. Comienzo insertando el primer tuit, el resto del hilo lo he copiado a continuación del mismo, para facilitar la lectura:

Al principio he dudado porque no mola dejar entrar en casa a un desconocido. Sobre todo si eres tía y estás sola en casa. Él lo ha debido notar en mi cara y entonces ha vuelto a decir:

—Lo siento, sé que esto no es lo normal, pero no te lo pediría si no fuera importante.

Parecía muy agobiado, así que le he dejado pasar y le he indicado dónde estaba el baño. Yo me he quedado en el salón esperando a que terminase de cagar. Porque eso es lo que he supuesto que estaba haciendo, obviamente.

Cuando llevaba más de 10 minutos ahí dentro me he empezado a preocupar. A los 15, me he acercado a la puerta y he tocado para ver si estaba bien.

—¿Hola? ¿Estás bien?

Nadie me ha contestado así que me he puesto más nerviosa. ¿Y si le había dado un chungo? He vuelto a llamar a la puerta, esta vez mucho más fuerte.

—¡¡¿Va todo bien?!!

Nada. Mi cerebro ha empezado a pensar en la posibilidad de que el tío estuviese muerto. Le hubiese dado un infarto mientras cagaba. El llamado “síncope defecatorio” popularizado por @IgnatiusFarray

He vuelto a llamar a la puerta esta vez con todas mis fuerzas, golpeando con los puños a lo Pedro Picapiedra.

—¡¡¿Holaaaaa?!!

Ni una palabra, nada.

He llamado a mi novio para contarle el percal porque ya dudaba de si llamar a la policía o qué coño hacer. Me ha animado a que lo hiciera, así que he marcado el 112.

Una señora no muy agradable me ha atendido al otro lado del teléfono.

Le he explicado la situación y no paraba de hacerme preguntas en lugar de mandar un puto coche patrulla a mi casa. Después de 5 minutos me ha dicho que venía un zeta de camino.

La espera se me ha hecho eterna y he seguido golpeando la puerta, sin ningún éxito. Después, ha sonado el timbre y he salido corriendo a abrir. Lo flipante es que quien estaba al otro lado de la puerta no era la policía, era otro repartidor de Amazon.

—Estoy esperando un coche patrulla porque un compañero tuyo lleva media hora en el baño sin responder y dudo que le haya podido pasar algo —le he dicho bastante alterada. El chico me ha mirado como si fuera del todo subnormal (yo, no él).

—¿Un compañero mío? Hoy no hay nadie en esta zona de reparto excepto yo. ¿Estás segura de que era un compañero mío?

Me han entrado ganas de correrle a ostias. ¿Quién si no?

Inmediatamente después he mirado el paquete que me había traído y que no había abierto aún. Con el repartidor número 2 todavía en la puerta he comenzado a destrozar la caja de cartón y para mi sorpresa he comprobado que estaba vacía.

Casi me desmayo de la impresión, así que el repartidor 2, muy atento, ha entrado en casa y me ha traído un vaso de agua de mi cocina. A los pocos minutos han vuelto a llamar al timbre y ha abierto el repartidor 2 porque yo estaba tumbada en mi sofá.
Andrea VAM

Esta vez sí era la policía. Cuando han entrado y han visto que era el repartidor el que les había abierto la puerta, pensaban que estaba todo solucionado. Me he tenido que incorporar y explicarles que resulta que el señor que estaba dentro del baño no era el repartidor de Amazon.

Era alguien que me había traído una caja vacía. Y que no entendía qué puta broma macabra estaba sucediendo. Los polis me han mirado como si estuviese puto loca y me han dicho que me tranquilizara, que iban a forzar la puerta.

Y nada. Mandaría huevos que hubiese respondido el muy cabrón. La única opción para que no quisiera matar a ese hombre es que ya estuviese muerto.

Así que uno de los agentes ha empezado a golpear: 1, 2, ¡3! y ¡boom!, y con solo un impacto han mandado mi puerta a tomar por culo.

Quería ver qué pasaba pero me han pedido que me apartara así que no veía nada pero sí escuchaba toda su conversación.

—Pero qué cojones es esto- ha dicho uno de ellos.

El repartidor 2 seguía a mi lado, expectante y con poca prisa por continuar su jornada laboral. Uno de los policías se ha acercado y me ha pedido que lo acompañara para hacerme unas preguntas.

—¿Está muerto? —he preguntado.
—No, no está muerto. Tranquila.

Entonces he visto salir al supuesto repartidor del baño, cubierto con una manta de esas que les ponen a los muertos y ayudado por el otro agente. Parecía aturdido. He salido corriendo para comprobar que estaba bien y pedirle explicaciones.

Me ha respondido muy serio:

—No salía.

¿El muy hijo de puta estaba cagando y ya está? ¿Ni un infarto ni nada? ¿En serio?
Andrea VAM

Me han entrado ganas de pegarle, y eso que yo no he pegado a nadie en mi vida. El policía parecía ansioso por salir de mi casa. Yo tenía ganas de decirle cuatro cosas a ese señor desconocido que solo se había colado en mi casa a plantar un pino, así que me he ido tras él.

Justo entonces, se ha girado y le he visto de espaldas. Y he comprobado que de la manta con la que le habían cubierto salía un palo de plástico que me ha resultado familiar. Después he ido corriendo al baño y he comprobado que efectivamente, la escobilla del váter ya no estaba.

Así que lo que no salía, era otra cosa.

Cuando se han ido, el policía que se ha quedado conmigo me ha contado que últimamente se está poniendo de moda hacerse pasar por un repartidor de Amazon, colarse en la casa de un desconocido y grabarse un vídeo mientras te introduces la escobilla en el culo.

Que por lo visto es un challenge o no sé qué.
Andrea VAM

El repartidor 2 ha empezado a decir que algo había escuchado, pero no me lo creo porque hasta ese momento no había dicho nada.

Después les he preparado un cafecito y hemos estado comentando que el mundo se va a la puta mierda, y que si esta es la gente de la que dependen nuestras pensiones lo llevamos claro.

Y nada, pues que se acaban de marchar y muy majos. Lo cuento todo por si os pasa. A mi me hubiera gustado saberlo.


1 comentario

  1. Srta. Altramuz   •  

    Ella misma ha dicho que no es real en las respuestas al tuit

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.