Cuando los educadores organizan actividades de mierda en los colegios públicos: ideas de actividades deseables

De vez en cuando nos encontramos que los responsables de los colegios públicos y concertados deciden que los escolares asistan a ciertas actividades, dentro o fuera de las aulas, que lejos de transmitir valores positivos, fomentan males sociales tales como el maltrato animal, el consumo de alimentos poco saludables, el consumismo desenfrenado, la sumisión acrítica al poder, etc etc. Veamos algunos ejemplos, para que veáis que no son delirios míos:

Una madre critica la excursión de un colegio a El Corte Inglés: “Mi hijo no es publicidad”

Un colegio público ‘ficha’ a un torero para que imparta una clase de tauromaquia

Varios colegios públicos imparten clases de tauromaquia

Visitas escolares a fábricas de bollería industrial: ¿Estamos locos? (con la excusa de que los críos conozcan cómo funciona un proceso productivo, se les da a conocer un producto muy saludable, obsequiándoles con una bolsa de dichos “alimentos” para que se vayan habituando a su consumo)

Policía enseñando a los críos material antidisturbios. Según cuentan los policías que dieron las charlas, no explicaron para qué utilizaban el material represor… si ni siquiera explican su función, ¿para qué coño lo muestran? Todo muy educativo…

Estos son sólo algunos ejemplos de actividades de mierda que los educadores responsables pueden llegar a organizar como complemento a la formación que los chavales reciben diariamente en las aulas. Si el objetivo es conseguir una sociedad de ciudadanos libres, civilizados, saludables y críticos, actuando de esta manera lo único que hacen es poner piedras por el camino. Ahora bien, si lo que queremos es una sociedad aborregada y embrutecida de curritos-consumidores, nos olvidamos del asunto y a otra cosa, mariposa. Así pues, en pos del primer objetivo, vamos a proponer algunas actividades realmente educativas, accesibles gratuitamente, para que padres y educadores las tengan en cuenta a la hora de programar eventos:

Montar exposiciones de contrapublicidad (para prevenir a niños y jóvenes frente a la manipulación publicitaria y el consumismo compulsivo de nuestra sociedad)

Charlas de pensamiento crítico: La ARP Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico estará más que encantada de impartir charlas subvencionadas en los colegios y contribuir a la lucha contra la pseudociencia. Tienen este formulario para solicitar su ayuda en la organización de eventos. Un ejemplo: Cómo nos engañan (y cómo defendernos)

Perrigatos en apuros: Esta asociación animalista de Pinto (Madrid) da charlas en colegios para fomentar el respeto y la protección animal, incluyendo a los toros (esto quiere decir que no admiten que censuren su discurso antitaurino, si este tuviese lugar por la propia dinámica de la charla).

Evidentemente hay muchas más asociaciones con las que se puede contar. Por ejemplo, me suena que Ecologistas en Acción daba charlas para concienciar a escolares sobre el cambio climático, el despilfarro de alimentos… en fin, que hay muchas posibilidades infinitamente más deseables que llevar a un torero o tentar a niños de 8 años con bollería industrial.


3 comentarios

  1. Jordi   •  

    Mencionas “Charlas de pensamiento crítico” como si fuera lo mismo que la excursión al Corte Inglés. ¿Quizás no le guste el pensamiento crítico al autor?

  2. juanma   •     Autor

    ¿Cómo si fuera lo mismo? Evidentemente que no, ¿de dónde sacas eso?

  3. Joan Hernández   •  

    Pues siento discrepar en algunas cosas,

    Soy del 76 y durante mi época de EGB, del 82 al 90, desde mi colegio se visitaron las instalaciones de estas empresas (si no recuerdo mal), Danone, Freixenet, Bimbo, también hicimos muchos otros tipos de visitas a museos, parques de atracciones, etc…

    En todas ellas la mayoría del tiempo se hablaba de la marca, de los procesos industriales de cada una de ellas, manejo de materiales, procesado, embotellado o empaquetado.

    Que al final de la visita te dieran una bolsa con algunos de sus productos para mí era anecdótico.

    Lo importante es que despertaron en mí y supongo que no solo en mí, la visión sobre labrarme un futuro en la indústria, ya que eso es algo que generalmente uno no ve cada dia (el trabajo interno de una fábrica).

    Es muy fácil preguntar a tus niños que quieren ser de mayores, y lo que ellos responden es lo que generalmente se ve: Bombero, policía, abogado, arquitecto, interventor (o director) de banco, etc…

    Independientemente de mi parecer, las actividades que comentas me parecen muy interesantes y totalmente válidas para la formación de nuestros hijos, de hecho las “charlas” es algo que echo en falta de mi época de formación, antiguamente no eran comunes este tipo de actividades (en mi época fueron cero).

    Saludos,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.