Cómo ver las Perseidas e hincharos a pedir deseos

Tenemos a la vuelta de la esquina uno de los fenómenos astronómicos más populares en el hemisferio norte: La lluvia de meteoritos de las Perseidas. Además este año tenemos el aliciente de que la intensidad del fenómeno será mayor, hasta cinco veces más estrellas fugaces, con lo que podremos hincharnos a pedir deseos y disfrutar de un espectáculo al aire libre totalmente gratis (sin contar el desplazamiento, claro).

Este año las noches idóneas para ver las Perseidas, también llamadas Lágrimas de San Lorenzo, serán las que transcurren del 11 al 12 y del 12 al 13 del mes de agosto. Preferentemente (en Europa) a partir de las dos de la madrugada.

¿Hacia dónde mirar? Hacia el Norte, concretamente hacia la constelación de Perseo, punto de origen de las Perseidas. Pista importante: localizad la constelación de Casiopea (tiene una forma de W muy característica), ya que es aledaña a Perseo. Aquí tenéis detalles más precisos sobre la localización, así como la información técnica.

Por supuesto, tendréis que daros un buen paseo en coche hasta alguna zona con escasa contaminación lumínica (este mapa te será de gran ayuda). En cuanto a la observación en sí, lo más indicado es hacerla a simple vista, ya que la rapidez con la que surcan el cielo y el espacio reducido en que se mueven estas estrellas fugaces desaconseja utilizar prismáticos y telescopios. Eso sí, es muy aconsejable llevar ropa de abrigo (aunque sea una noche veraniega) y una tumbona o toalla para estar cómodos. Si las nubes no juegan una mala pasada, la cosa promete…

 

Fuente: gizmodo.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *