Cómo nos manipulan con estadísticas para ganar votos

Imaginad que existiese un colectivo social con una específica mutación genética que les hiciese más proclives a cometer homicidios que otros segmentos de la población. Imaginad que eso les llevara a perpetrar el 90% de los homicidios totales del país. ¿Justificaría tal hecho la necesidad de aprobar medidas extraordinarias contra dicho grupo, algunas de las cuales podrían incluso socavar el estado de derecho? Supongo que mucha gente no lo vería con malos ojos… al fin y al cabo se trata de protegerse contra un peligro percibido. Pues bien, esa situación ya la tenemos en el mundo real: El 87% del total de homicidios (España, año 2018) ha sido obra de un colectivo que supone el 50% de la población, ¡¡el sexo masculino!!

Es decir, el hombre, frente a la mujer, está sobrerrepresentado en las estadísticas de homicidios y crímenes en general. Evidentemente los hombres que no cometen crímenes son una gran mayoría, a pesar de una mayor predisposición genética respecto a la mujer. Yo al menos, siendo hombre, no me siento un criminal en potencia… y la verdad es que me molestaría que me aplicasen medidas extraordinarias de corte fascista para prevenir posibles crímenes. Por suerte, muy poca gente querría contemplar semejante escenario, con la excepción de una minoría de feministas radicalizadas en exceso.

Sin embargo, la realidad es que existe otro grupo social sobrerrepresentado en las estadísticas de criminalidad: los inmigrantes. Aun cuando el 77% de los delitos son cometidos por españoles, el 23% restante son responsabilidad de extranjeros, los cuales representan únicamente el 10% de la población. Es decir, los foráneos tienen mayor propersión criminal que los españoles (supongo que su mayor juventud relativa influye mucho en ello, además de factores económicos, marginalidad… ). Pero ojo, la gran mayoría de los inmigrantes no se dedica a delinquir, al igual que una gran mayoría de varones no se dedica a asesinar a sus conciudadanos.

Lamentablemente, a causa de sesgos cognitivos muy difíciles de soslayar, los humanos tendemos a generalizar de forma peligrosa cuando se nos presenta a un grupo o minoría social sobrerrepresentado en alguna estadística sensible (criminalidad, terrorismo… ). En lugar de reflexionar tomamos el atajo cognitivo consistente en atribuir a todo un colectivo características imputables a una proporción insignificante del mismo. Por ejemplo, si prácticamente el 99% de los actos terroristas en el mundo son provocados por musulmanes, el atajo mental consiste en pensar que casi todos los musulmanes son terroristas, cuando existen en el mundo unos 1.800 millones de personas pertenecientes al Islam, de los cuales solo un porcentaje extremadamente pequeño ha ejercido el terror con fines políticos. Siendo muy generosos, la existencia de 1.000.000 de terroristas islámicos (que ya es un número importante) supondría un 0,06% de la población musulmana mundial. Se ve claramente que ciertas generalizaciones a partir de ciertos datos estadístico son tremendamente injustas.

Aprovechándose del sesgo arriba señalado, la extrema derecha (los amigos de Vox) ha tergiversado los datos estadísticos de criminalidad en España para ofrecer una imagen negativa de nuestros inmigrantes y autoerigirse como la solución definitiva ante un problema que no es, ni de lejos, el problema que ellos plantean. Es lo de siempre, inocular el miedo entre el rebaño ignorante para atraerlo a su redil, con el apoyo (consciente o inconsciente) de muchos medios de comunicación en la difusión de dicho miedo al diferente. Manipulación pura y dura con fines espurios. Por eso, si no queremos ser manipulados, debemos enfrentarnos a las estadísticas con una actitud más crítica y no dejarnos llevar irreflexivamente por el sistema límbico de nuestro cerebro. Porque lo que está en juego es evitar la criminalización interesada de millones de personas cuyo único pecado ha sido el de intentar ganarse las habichuelas en otro país distinto al suyo. Nada menos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.