Cómo ir de oyente a la Universidad y recibir clases gratuitas de lo que quieras

Doce años haciendo propuestas de todo tipo para reducir la dependencia del vil metal y nunca se me había ocurrido este recurso: Ir de oyente a la Universidad y recibir clases gratuitas de lo que quieras. La verdad es que muy poquita gente lleva a la práctica esta idea, no sé si es por desconocimiento o simplemente por vergüenza. El caso es que no es ilegal… y si tu único objetivo es el de aprender y formarte, en la materia que sea, renunciando al título, esta opción aporta ventajas evidentes. La primera de ellas, sin duda, la gratuidad. Recibir enseñanza universitaria presencial sin pagar las abusivas tasas es una idea “sindinero” de lo más genuina. Eso sí, si esta propuesta tuviese una gran acogida (lo cual lo veo improbable) y las aulas se llenasen de oyentes, creo que las autoridades universitarias tomarían alguna medida desagradable al respecto. Por lo pronto, a quienes estéis interesados en la fórmula y necesitéis algunos buenos consejos, os recomiendo la lectura de este post: Qué debes saber para ir de oyente a la universidad


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.