Cómo hacerte la prueba rápida del VIH totalmente gratis

Follar es gratis, salvo que recurras a servicios profesionales, pero nuestra mala cabeza nos puede llevar a tener que pagar un alto precio por tan grata actividad. Si has estado expuesto a prácticas sexuales de riesgo (recordamos que el riesgo cero no existe) deberías hacerte la prueba del VIH y otras enfermedades de transmisión sexual. Centrándonos en el VIH, debes saber que existen pruebas rápidas y confidenciales, totalmente gratuitas y con una buena asistencia profesional. También puedes acudir a centros privados que te cobrarán unos 65 euros por el mismo servicio, pero no estamos para tales dispendios. En esta página puedes ver todos los centros en España donde puedes solicitar el test de detección  gratuito y conocer los resultados in situ en 15 minutillos. En muchas ocasiones no se requiere cita previa ni tarjeta sanitaria.

En Madrid, por poner un ejemplo, tenemos la Unidad Móvil de Prevención de VIH y otras ITS de Cruz Roja. Te hacen la prueba rápida del VIH y de la sífilis de forma gratuita y totalmente anónima. Primero debes llamar al teléfono gratuito 900111000 y preguntar sobre paradas y horarios (están hasta las 3 p.m); luego sólo tienes que acudir donde estén, sin cita previa, y esperar tu turno. Además del test (un pinchacito indoloro en un dedo) te darán folletos informativos, resolverán tus dudas… y hasta podrás conseguir algunos preservativos gratis.

Es importante evitar un diagnóstico tardío, es decir, hacernos la prueba del VIH cuando el virus ya ha empezado a deteriorar el sistema inmunológico (lo cual puede ocurrir entre siete y diez años después de la infección, si no más). Por ello insistimos en la conveniencia de someterse a la prueba de detección una vez transcurrido el período ventana de tres meses, para poner en marcha los tratamientos médicos pertinentes lo antes posible (tales tratamientos buscan reducir la carga viral a niveles indetectables y retrasar durante muchos años la fase SIDA).

No obstante también es importante la salud mental. Si hemos mantenido alguna situación de riesgo tampoco tenemos que volvernos paranoicos y pensar que nos hemos infectado irremisiblemente. En contra de lo que mucha gente cree, no es tan fácil pillar el VIH en un contacto de riesgo con una persona infectada. De hecho, es bastante improbable. Aquí tenéis más información sobre los riesgos asociados a cada práctica sexual concreta, para mayor tranquilidad de todos. Aunque mucho ojo, ya que jugar reiteradamente a la lotería incrementa sensiblemente las probabilidades de ganar el “premio gordo”.

Por cierto, ¿sabíais que después de una exposición accidental al VIH podéis solicitar la PPE (profilaxis post-exposición) y disminuir notablemente el riesgo de infección? Ojo, no debe tomarse como un sustituto del condón, sino como un recurso médico ante exposiciones esporádicas y excepcionales…

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.