Cómo acabar con las guerras y los conflictos: La respuesta la tienen ¡los bonobos!

El bonobo, también llamado chimpancé pigmeo, es una de las dos especies que componen el género de los chimpancés. El aspecto de su conducta que más ha llamado la atención a los etólogos, es su armónica y pacífica vida social. Viven en comunidades de 50 a 120 individuos, que se dividen en grupos menores de tamaño variable. Los bonobos parecen haber eliminado los conflictos de su sociedad. Nunca se ha observado que un bonobo mate a otro (a diferencia del resto de los chimpancés y los humanos). El caso es que practican el amor libre y son muy promiscuos; la sexualidad no orientada a la reproducción es una constante en sus vidas. Los bonobos siempre están jugando con el sexo y frotando sus genitales con los de otros bonobos, en todas las combinaciones posibles: machos con hembras, machos con machos, hembras con hembras, adultos con jóvenes, etc. Sexo oral, copulaciones, roces, besos con lengua… el sexo contribuye enormemente a mantener aplacados a todos los miembros de su sociedad y para iniciar y mantener sus relaciones de amistad, para hacer las paces o sencillamente pasárselo pipa.

Sus hembras casi siempre están dispuestas a follar con los machos, así que estos no se pelean por ellas. Asimismo, las hembras forman alianzas poderosas que sirven para mantener a raya a machos agresivos e incluso evitar intentos de infanticidio por parte de estos. De hecho, aquí el sexo dominante son las hembras. Los bonobos, en su conjunto, constituyen la sociedad homínida más pacífica y cohesionada que se conoce, donde la agresividad, la jerarquía y las relaciones de poder han sido sustituidas por la amistad y el hedonismo. Así pues, la respuesta a la pregunta del título de este post parece clara: Follar mucho más y ceder el control a las mujeres (matriarcado). Al menos a los bonobos no parece que les vaya mal…

Fuente: ¡Vivan los animales!, de Jesús Mosterín. Recomiendo vivamente la lectura de este libro.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *