Cada cadáver en el monte Everest fue una vez una persona extremadamente motivada

“Cada cadáver en el monte Everest fue una vez una persona extremadamente motivada”

Me pregunto por qué los coachers y gurús del pensamiento positivo no explican en sus charlas que los seres humanos tenemos unos límites y lo que puede ocurrir cuando intentamos traspasarlos al dictado de consignas tales como “supera tus límites”, “tú puedes con cualquier cosa”, etc. El ejemplo del Everest es bastante extremo, pero sin ir tan lejos, podemos encontrarnos en la realidad cotidiana con problemas de salud derivados de la incapacidad de asimilar nuestros límites físicos y psicológicos. Todo esto nos lo cuentan con más detalle en el siguiente post: “Nos va mal en casa y por eso nuestros hijos están tristes e inseguros”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.