Así es la gente, así es el mundo

Acabo de leer “Qué difícil es ser Dios”, una estupenda novela rusa de ciencia ficción de los hermanos Strugatski. Muchas de las características represivas de nuestro jodido mundo actual se ven reflejadas en esta obra, de la cual voy a transcribir un fragmento con una interesante reflexión sobre la psicología de las masas (creo que es fácil encontrar ejemplos en nuestro entorno cercano):

“No hay hombre capaz de reducir el mal que existe en el mundo. Uno puede conseguir mejorar un poco su propia suerte, pero a costa de empeorar la suerte de los demás. Y siempre habrá Reyes más o menos crueles, y barones más o menos salvajes, y pueblos ignorantes que admiren a sus opresores y que odien a su libertador. Y esto ocurre porque el esclavo comprende mejor a su amo, aunque sea cruel, que a su libertador, puesto que cada esclavo puede imaginar lo que él haría si fuese amo, pero son muy pocos los que pueden imaginarse a sí mismos como desinteresados libertadores. Así es la gente, Don Rumata. Así es el mundo.”


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *