Trucos para ganar apuestas a los amiguetes y sacarles una cervecita

Compartir:


¡Qué bonita es la amistad, coño!

Hoy toca una de trucos infalibles para ganar apuestas a l@s colegas y sacarles una cervecita (no seamos abusones…una cervecita está bien) por la cara. Para ello, nos vamos a servir de las ciencias físicas, las matemáticas, y la picardía. Si se os ocurre más trucos similares, somos todo oídos. Vamos con el primero :

Vaciar una botella de agua en dos segundos (esto lleva tiempo circulando por la red). Aquí recurrimos a la física para llevar a cabo la hazaña y dejar con la boca abierta al personal. No voy a revelar los fundamentos científicos del truco para no estropearos el final del vídeo (sólo diré que tiene que ver con la presión del aire).

Sucesión numérica que siempre termina en el 1. Tomo un número cualquiera; si es par, lo divido por dos; si es impar, multiplico por tres y le sumo uno. Con el número resultante repito la operación , y así sucesivamente. ¿Qué os apostáis a que siempre llegaré al 1?. Un ejemplo…empecemos con el 14. Aplicando lo anterior, tenemos : 14, 7, 22, 11, 34, 17, 52, 26, 13, 40, 20, 10, 5, 16, 8, 4, 2, 1 (¡¡siempre el uno!!)

Hasta ahora, no se ha encontrado ningún caso en el que no se alcance el 1, pero no se ha demostrado matemáticamente que siempre tenga que ser así. Acojonante. Esto lo he visto en el libro “Lo que usted estudió y nunca debió olvidar de Matemáticas”, de Carlos Andradas Heranz.

Moneda debajo de botella de cerveza. Esto me lo enseñó un amigo en una noche de copas perdida ya en la noche de los tiempos. Coloco una moneda de un euro debajo de una botella de cerveza (es importante que el fondo sea lo suficientemente oscuro como para que no se vea la moneda). A continuación digo…¿qué te apuestas a que consigo sacar la moneda de ahí sin tocar la botella absolutamente con nada?. La cara de estupor que pondrá la víctima está garantizada. En cuanto reaccione, aceptará el desafío. Entonces aproximaré mis manos a la base de la botella, como rodeándola, y haré el gesto de coger con una de ellas la moneda a la voz de “abracadabra”, sin que pueda apreciarse que realmente no me he llevado nada. Acto seguido le muestro al colega la mano cerrada (supuestamente, la moneda está ahí), indicándole que compruebe si la moneda sigue en su sitio..si todo va bien, levantará inocentemente la botella para verificar si el milagro ha tenido lugar. En el momento en que levante la botella, retiro la moneda (que seguía debajo de dicha botella) y le espeto “¿lo ves?…he conseguido sacar la moneda sin tocar la botella”

Venga, animaos y contadnos vuestros trucos…¡¡sorprendednos!!. El tema puede dar muchooooo juego…


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *