Truco para reparar pequeñas abolladuras en el coche

Compartir:

abolladura-coche

Existe un truco bastante conocido en la red para reparar pequeñas abolladuras (solamente golpes poco importantes) en el coche utilizando simplemente un secador y un aerosol. A decir verdad, he leído todo tipo de opiniones respecto a este sistema… a unos les ha funcionado, a otros no; a unos les ha jodido la pintura, a otros no…

El truco funciona de la siguiente manera:

– Tras limpiar bien toda la superficie dañada, se calienta ésta con el secador hasta que alcance una temperatura muy alta, teniendo especial cuidado con las piezas de plástico (pueden derretirse)

– Agitamos el aerosol con CO2 (los botes de aire comprimido que venden en las tiendas de informática son ideales) e impregnamos la abolladura durante 10 segundos aprox.

– El cambio térmico brusco debería hacer volver la chapa a su estado original y nos habremos ahorrado la pasta del taller chapista. Parece magia, ¿verdad?

A continuación, el vídeo del truco:

Por cierto, en los comentarios del vídeo hay un ferretero que propone otra técnica con la que no se daña a pintura: Utilizó una ventosa de la marca RUBI mo. 65.900 (en los chinos se encuentran más baratas). “Esa ventosa tiene una especie de palanca, que al accionarla, hace el vacío. Luego no tienes más tirar de toda la ventosa y el abollón desaparece”. Eso sí, este hombre advierte de que si el bollo tiene aristas, éstas no desaparecen, y la abolladura no se elimina totalmente.

Fuente: noticias.coches.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *