Truco friki para dormir calentito en tu cama en las noches frías

Compartir:

truco-botellas-PET

Os voy a contar un sistema un tanto peculiar para dormir calentito en tu cama. Me lo contó un vecino (también muy peculiar) hace años y no pude evitar descojonarme… bueno, pues el hombre cogía una botella (PET) vacía de agua mineral de siete litros y la llenaba con agua caliente. Acto seguido se metía en el sobre con la botella calentita y se abrazaba a ella hasta que se quedaba dormido. De esta manera evitaba el sufrimiento de los primeros momentos, en los cuales no se ha generado todavía el suficiente calor corporal como para calentar la cama.

Sé que abrazarse a una botella de plástico para combatir el frío parece ridículo, pero el vecino juraba y perjuraba que el método le iba de coña, que entraba en calor rápido y que estaba muy a gustito. Lo que ya no sé es si tenía por costumbre hacerlo todas las noches invernales o únicamente en las más gélidas… quizá el gasto de calentar el agua a diario no sea despreciable…


3 comentarios

  1. miguel   •  

    esta buena la idea lo voy a probar, aunque sería mejor hacerlo con las bolsas esas que se usan para la cabeza cuando se tiene refriado porque sería como más cómodo que estar abrasando un objeto rígido

    saludos

  2. Jose   •  

    Yo también he usaba este método cuando era estudiante y siempre me ha ido bien. Mis abuelos lo usaban en el pasado calentando el agua en la lumbre

  3. Jeflopo   •  

    Lo realmente importante son las corrientes de aire (incluso con todo cerrado en casa) y como de bien (que no cuanto) te abrigas.
    A) Manta fina de polar, rodeando todas las sabanas/edredón y puesta por dentro. Es decir, primero la manta polar, después el edredón, la manta no debe quedar abierta por el borde de la cama…
    B) Lo segundo, Tapa tus putos riñones… Lo mejor es comprarse un pijama de esos que son como un mono… con una cremallera de arriba a abajo. Y una camiseta interior de algodón de esas que se pegan al cuerpo y son largas como para meterlas dentro de los pantalones.

    Haz A y B y no volverás a resfriarte en tu vida al despertar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *