Cómo defenderte ante el ataque de un perro

Nunca sonreír al perro… Le puede ocurrir a cualquiera… un día estamos haciendo jogging por el campo (típico ejemplo), se nos cruza un perro en nuestro camino y comienza a gruñirnos y ladrarnos con posibles malas intenciones. Probablemente no sea agresivo y sólo se limite a defender lo que considera su territorio… o quizás sólo busque jugar… pero, ¿y si...
Continuar leyendo…