Serge Latouche: “La gente feliz no suele consumir”

Compartir:

serge-latouche
Serge Latouche, ideólogo del decrecimiento

Serge Latouche es un economista y filósofo francés -profesor emérito de Economía en la Universidad París-Sud- muy conocido por defender los principios del movimiento decrecionista. Lo tiene tan claro, que ha asegurado por activa y por pasiva que “la gente feliz no suele consumir”Es decir, este profesor ha llegado a la conclusión de que la economía de acumulación desenfrenada de bienes materiales nos lleva a la frustración y “a querer lo que no tenemos y ni necesitamos”. Algo que ya sospechábamos, ¿verdad?… y si a eso le añadimos una crisis brutal que está empobreciendo cada vez a más personas, expulsándolas de la sociedad de consumo, la frustración se quintuplica y surge el drama que estamos viviendo.

Latouche propone trabajar menos y repartir el empleo, aprovechando el mayor tiempo libre obtenido para enriquecer nuestras vidas. Lógicamente, eso será más factible si eliminamos de las mismas el consumo superfluo y el despilfarro: si limitamos nuestras necesidades materiales, precisaremos menos horas de trabajo (esto es, menos dinero) y ganaremos en libertad. Por supuesto, esta filosofía de vida es objeto de muchas críticas (cuando no de mofa)… al fin y al cabo mucha gente no puede vivir sin su iphone, televisión de plasma, etc etc. Sin embargo, el modelo actual (basado en la dilapidación de recursos naturales y destrucción medioambiental) es insostenible, y el movimiento decrecionista ofrece unas soluciones que implican un cambio radical de paradigma…

Si queréis saber más del asunto, además del reportaje citado os recomendamos esta charla de Carlos Taibo sobre decrecimiento. También os recomendamos este vídeo sobre el mismo Latouche


2 comentarios

  1. Jorge   •  

    Yo creo que es verdad por que lo vivo como experiencia propia.
    Trabajo 2 dias a la semana, el costo de vida es minimo.
    Disfruto mucho con la naturaleza y me sustenta en muchas cosas, huevos, verduras, frutas, Agua de lluvia, leña, buena salud, en fin.
    Creo en el decrecimiento que hace crecer internamente.

  2. andres laguarda martinez   •  

    Suena bien esa música pero no lo termino de ver. Consumir menos abocaría a muchísimas empresas a cerrar al no poder vender sus productos y eso significaría menos empleo y por lo tanto pobreza y exclusión social.Lo de trabajar menos, compartir los recursos y los bienes básicos para poder vivir dignamente no me lo imagino ni después de una hecatombe mundial .Creo, para terminar,que somos demasiados en este mundo para que esto tenga algún tipo de arreglo.Lo siento pero caminamos directos al desastre si no a la extinción .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *