Seis ideas “terapéuticas” para vengarte de la Navidad

Compartir:

jodida-navidad

 

Reconozco que cada vez llevo peor estas asquerosas fiestas donde la locura consumista y la hipocresía monopolizan sin piedad espacios públicos y privados. Y sé que existe un gran número de damnificados que, al igual que yo, sufren en silencio (como si de implacables almorranas se tratase) este calvario social… ¿Qué podemos hacer al respecto? ¿Es posible actuar y tomarnos una pequeña y dulce revancha? Desde aquí vamos a aportar algunas ideas de “terrorismo” contranavideño que te convertirán en un mix del Grinch y Mr. Scrooge (te ganarás el desprecio de vecinos, familiares… ¿no es maravilloso?), aunque bien es cierto que al final os rajaréis y todo quedará en una agradable visualización mental de los hechos perpetrables. Vamos con las propuestas (se aceptan vuestras contribuciones):

1) Atención niños, los Reyes Magos no existen… son los padres: Este mensaje puede ser difundido de múltiples maneras. Por ejemplo, desplegando en tu balcón un cartel bien visible… o arrojando tarjetitas en un colegio a la hora del recreo.

2) Contra los villancicos, temas antinavideños: Pondremos a todo volumen (en casa, en el coche… incluso en la calle, si tu teléfono móvil permite reproducir música) canciones del tipo “Feliz falsedad”, de Sociedad Alkoholika. Y si tenéis un kazoo para acompañar, de lujo…

3) Si organizas la cena de Nochebuena: Olvídate del tradicional pavo, cordero, langostino… en lugar de los típicos manjares navideños, obsequiaremos a nuestros invitados con rollitos de primavera, arroz tres delicias, chop-suey, etc… (Para ello recurriremos al restaurante chino más cutre del barrio… ¡glutamato a saco!).

4) Si acudes como invitado a la cena de Nochebuena: Nos vestiremos con nuestras mejores galas… en chándal y sin afeitar, si sois chicos… en chándal y sin peinar, si sois chicas. Madres y suegras os odiarán el resto de sus vidas… garantizado.

5) Papá Noel colgando del balcón:  En los últimos años se han puesto de moda los estúpidos muñecos de Papá Noel que cuelgan de los balcones. Pues bien, tomad nota… la forma correcta de colocarlos es ésta.

6) Christmas navideños: Responderemos a cada Christma navideño recibido remitiendo su contrapartida antinavideña, con mensajes tales como “Feliz consumismo y prósperas deudas nuevas” y similares. Con algo de suerte, el año que viene se olvidarán de nosotros a la hora de las cansinas felicitaciones.

 

Y por ahora eso es todo… que disfrutéis estas amargas fechas como mejor podáis. Cuando no os deis cuenta ya será enero y el mundo seguirá girando como si tal cosa…

 


1 comentario

  1. Corina   •  

    Bueno se podría añadir una más no es ni por asomo de la misma magnitud que las tuyas pero … bueno algo es algo.Sería el caso de JODER EL DISCURSO DEL REY (no se en las demás casas pero en la mía es tradición tragarse semejante bazofia): sería coger un pen con el discursito del rey y bueno manipularlo o para los que se quieran complicar menos apagar los plomos en el momento en que empieza o cualquier cosa que se os ocurra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *