¿Sabías que te puede interesar presentar la declaración de la renta aunque no estés obligado a ello?

Compartir:

hacienda-somos-todos-jajajaja

Lo que a continuación voy a exponer es algo que mucha gente ya sabe, pero no está de más difundir la idea por si se nos despista alguien: Hay personas que no estando obligadas a realizar la declaración de la renta, no la presentan y pierden dinero de retenciones que les han practicado (dinero que Hacienda les habría devuelto de haber presentado el IRPF). Ya sabéis cuál es el criterio económico para determinar la obligatoriedad de cumplir el trámite… 22.000 euros cuando existe un único pagador y 11.500 euros cuando hay más de uno. Si no llego a estos límites, ¿me olvido del asunto y me congratulo por no estar obligado a sufrir el papeleo?.

Aunque no esté obligado, lo suyo sería realizar la declaración como si fuese a presentarla y ver cuál es el resultado. Podemos encontrarnos con la sorpresa de que tengan que devolvernos algún dinerete por las retenciones practicadas (suele ser una cuantía reducida, pero menos da una piedra). Si se diese el caso contrario y nos saliese a pagar, es tan fácil como no presentar la declaración (recordamos que estamos por debajo de los límites de renta ya mencionados) y punto pelota.

Un ejemplo muy típico: Fulanito no está obligado a realizar el proceso de la declaración (no llega a 22.000 euros… de hecho, está desempleado y no cobra prestación). Sin embargo, resulta que es cotitular con su madre en una cuenta de ahorro (Fulanito casi lo había olvidado), y le han practicado unas retenciones sobre los modestos intereses generados… digamos que ascienden a 40 euros. Pues bien, si presenta el IRPF, Hacienda le devolvería esos 40 euros. No es una cifra para tirar cohetes, pero ¡¡ese dinero es suyo!!.

Conclusión: Aunque no tengamos la obligación de presentar la declaración de la renta, es conveniente averiguar si nos interesa hacerlo (esto es, que nos saliese a devolver).

Inspirado por ahorrodiario.com


1 comentario

  1. judi   •  

    y… ¿cómo sé si sale a devolver…?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *