Red de Intercambio y Ayuda Mutua ECO

Compartir:

Me envía Eugenio Corradini un mail presentando una nueva red de intercambio, la Red ECO. Por cierto, me parece exageradísimo que un producto pueda acumular hasta un 50% de costes financieros (respecto a su coste total) en su ciclo productivo…pero bueno, alguien habrá hecho algún cálculo (digo yo). Ahí va el texto de presentación de la red :

Quiero proponer la red de intercambio que estamos poniendo en marcha como complemento al ECO, la moneda social que vio la luz hace dos semanas.La Red ECO (http://xarxaeco.org) es un sistema de intercambio de productos y servicios entre miembros. Utiliza un sistema tipo LETs (sin dinero bancario ni intereses) para realizar las transacciones. Participan 14.000 personas en 300 ciudades de todo el mundo que suman “créditos” o ECOs or lo que ofrecen y los utilizan para conseguir otras cosas y servicios que necesitan. No se requiere realizar “ventas” para empezar a “comprar” ya que es un sistema de ayuda mútua. ¿Por qué usar la Red de Intercambio? Los ECOs son un servicio de dominio público. No son “propiedad” de nadie, pertenecen a la gente.Son “creados” por personas comunes con el fin de facilitar el intercambio de sus productos y servicios, y no por terceros que están fuera del circuito de compradores y vendedores (bancos) que lucran de forma parasitaria. Por ejemplo en el sistema monetario convencional el precio de cada producto o servicio que adquirimos acumula de un 35 a un 50% de costes bancarios a lo largo de su ciclo productivo, osea que aunque no tengamos créditos o cuenta bancaria, estamos entregando casi la mitad de nuestros ingresos para sostener el sistema financiero. Si además pedimos un crédito al banco luego tenemos que devolver casi el doble. Con ECOs el “coste del dinero” es ínfimo y como no tiene intereses, el crédito es gratuito y automático. Cuando el dinero es una “propiedad” confiere poder a quienes lo “crean”; cuando es de dominio público el poder del dinero reside en sus usuarios, que pueden garantizar que se utiliza para el bien público.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *