Quackwatch.org : la guía contra la charlatanería y los fraudes médicos

Compartir:

Quackwatch.org es un sitio web muy polémico con un montón de artículos especializados e información advirtiendo contra la charlatanería y los fraudes médicos. O lo que es lo mismo, contra las medicinas alternativas cuya eficacia no ha sido demostrada científicamente. “Mantiene listas de fuentes, individuos, y grupos que se consideran cuestionables o no recomendables”. Estamos hablando de prácticas tales como la homeopatía, curación a través de la fe, magnetoterapia, osteopatía, quiropráctica… y un larguísimo etcétera de actividades dudosas e incluso peligrosas. Si queréis saber más de la organización que ha desarrollado el site, os remito a wikipedia : Quackwatch.

Si por esta gente fuera, muchísimas terapias alternativas serían prohibidas por no pasar los filtros que ellos establecen. Pero… ¿no deberían los consumidores ser libres para tomar sus propias decisiones?. ¿Por qué habría que proscribir la homeopatía (por ejemplo) si muchas personas creen que les ha curado de sus dolencias?. Quackwatch mantiene que por encima de la libertad indidual de elección, la sociedad tiene el deber de prevenir los fraudes y estafas que algunos sujetos (vendedores) cometen contra los consumidores. Sin embargo, son numerosísimos los casos en que esta protección no se lleva a cabo, permitiéndose el marketing impúdico de ciertos productos y servicios relacionados con la salud (¿os acordáis de la power-balance?).

Creo que cualquier adulto tiene la obligación de tomar decisiones informadas, especialmente si tienen que ver con su salud física y mental, y por mucho que nos incomode oír aquello que va contra nuestras creencias o ideología. Que los errores que cometamos no sean por no haber evaluado distintas opciones…


4 comentarios

  1. Kasunronda   •  

    Una lastima que una web que podria ofrecer un buen discernimiento entre las teràpias alternativas útiles y las que son un chanchullo se vuelva en un panfleto difamatorio de todo lo que no sea medicina tradicional occidental. Etnocentrista y reduccionista me parece a mi. Sencillamente no deja títere con cabeza.

  2. María   •  

    Cierto, no deja títere con cabeza porque no hay títere que la merezca.
    Las terapias alternativas útiles son pocas, e incluso en esos casos, realmente son útiles para pocas dolencias concretas y ninguno de esos casos están recogidos en la página (al menos las que he ido mirando).
    La cuestión es que la web sí ofrece un buen discernimiento entre las terapias alternativas útiles y las que son un chanchullo. El problema es que prácticamente todas son un chanchullo.
    Por cierto, doy toda la razón a que cada uno debería poder escoger cómo tratarse, el problema es que muchas veces esa elección se hace sin estar totalmente informado, y esto es especialmente preocupante cuando uno no elige para sí mismo, sino para otros que no pueden escoger, como los niños. Si tienes toda la información y depende de ti, es decisión tuya si quieres curarte o no, faltaría más. Como si eres de alguna religión que prohíba las transfusiones de sangre… es decisión de cada uno morir desangrado después de un accidente cuando la medicina le podría salvar, ¿pero y si el accidentado es un niño? ¿prevalece la vida del niño o las creencias religiosas de los padres?

  3. Rosario   •  

    Soy médico y no se os olvide que la medicina oficial occidental también es un chanchullo en según qué casos: mirad la gripe A, las nuevas estatinas hepatotóxicas, la medicalizacíón de situaciones normales como el embarazo o la menopausia… La medicina oficial también está saturada de intereses oscuros y lucrativos. Por consiguiente, no conviene “arremeter” contra una opción divinizando la opción opuesta. Lo mejor es que los médicos informemos a los pacientes con honestidad, y también que escuchemos a esos pacientes que muchas veces no necesitan medicina sino otra cosa.

  4. juanma   •     Autor

    Rosario, esos casos que expones son ejemplos de mala ciencia… ciencia instrumentalizada, al servicio de los intereses de multinacionales. Creo que es aquí donde los médicos podéis ilustrar a la sociedad, en el sentido de señalar esos usos oscuros de la ciencia. Lo que pasa es que muchísimas veces vosotros mismos (y no lo digo por ti) caéis en el juego y termináis priorizando intereses mercantiles por encima del paciente. En lo que discrepo es en que Quackwatch arremeta contra unas opciones “alternativas” divinizando su opuesto… yo diría que simplemente no reconoce la utilidad de toda una serie de terapias pseudocientíficas por el hecho de no existir evidencias sobre su eficacia (más allá del mero placebo). Y lo hace aportando datos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *