Por qué se sigue votando a los corruptos del PPSOE

Compartir:

corrupción-sobres

Que la corrupción es uno de los mayores problemas que tiene España es algo en lo que todo el mundo está de acuerdo (excepto los propios corruptos… ). No hay más que visitar el corruptódromo y echar un ojo a los cientos de casos de corrupción denunciados en esta web… marca “España” en estado puro, oiga.

Un link que os va a encantar (aunque desconozco la antigüedad de la información que proporciona): Lista de políticos imputados por corrupción y que, a pesar de todo, están presentes en la política. Marca “España”: los corruptos patrios no se ponen ni “coloraos”… lejos de esconderse, continúan su actividad política como si tal cosa, presentándose a elecciones y siendo reelegidos en no pocas ocasiones. Pero… ¿Cómo es posible que la gente vote a depravados morales y delincuentes?… ¿nos hemos convertido en una sociedad de imbéciles?. Las (posibles) respuestas a estas preguntas las podemos encontrar en un muy buen artículo en expansion.com: ¿Por qué en España no se castiga la corrupción en las urnas?. Os avanzo algunas de estas posibles causas: un sistema electoral que estimula el bipartidismo, clientelismo en las administraciones locales, control de los medios de comunicación, percepción generalizada de que “todos son iguales” (y por lo tanto voto a “los míos”)…

Además del artículo de expansión, y con el fin de tener una visión más amplia del asunto, recomiendo que leáis un texto muy interesante sobre la neurociencia del voto: La neurociencia del voto, ¿por qué lo irracional domina una elección?. Gracias a este post comprenderemos los procesos cerebrales que se activan cuando decidimos a quién otorgar nuestro voto (veremos cómo trabaja lo emocional y lo racional, según se trate de nuestro candidato favorito o del oponente).

En resumen: El hecho de pensar que el votante tipo del PPSOE es imbécil de remate (aunque no dudo que alguno habrá… ) es una simplificación errónea y autocomplaciente que no nos lleva a ninguna parte. Entender los mecanismos psicosociales, neurológicos o de cualquier otro tipo, que operan como factores explicativos del voto al corrupto, es vital como primer paso para concienciarnos y evitar que los canallas y sinvergüenzas nos gobiernen.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *