Lotería de navidad : sacacuartos institucionalizado

Compartir:

Se aproximan las infumables navidades…con crisis o sin ella, pero ahí están acechando. A propósito de la navidad, me imagino que en breve comenzarán a ofreceros a saco la tradicional lotería navideña (en la oficina, en la fábrica, en el club de fútbol, en las tiendas de barrio, en las asociaciones, en la parroquia, en la mismísima calle…etc etc). Si no recuerdo mal, el coste de un décimo está en el entorno de los 20 euros…nada más y nada menos. ¿Quién no tiene algún conocid@ o familiar que se gasta una fortuna en lotería año sí y año tb? Pero sin llegar a esos extremos, como mínimo compramos (generalmente) una participación por si las moscas…porque ¿qué cara se nos quedaría si el décimo que nos ofrecen en la oficina es el premio gordo? Así pues, l@s españoles nos dejamos en navidad un dineral en este jodido juego de azar…por la tradición, por la presión social, por la esperanza de salir de pobres, porque creemos en los cuentos navideños, por si acaso…

 

Pero, ¿¿alguien se ha parado a estimar las probabilidades de que nos toque el gordo?? A ver…debemos aplicar la regla de Laplace, que nos dice (por ejemplo) que la probabilidad de acertar el número de un dado es 1/6, pues 6 son los posibles resultados que hay. Extrapolando este ejemplo a la lotería de navidad, tenemos que tener en cuenta todos los números que hay en juego, y ¡¡las series!!. Es decir,  170 series de 85.000 billetes, lo que supone una probabilidad de pillar el gordo de ¡¡1 entre 14 millones y medio!! (si jugamos un único décimo). Mucho menos que si jugamos el sorteo semanal de los jueves (1 entre 600.000 de ganar el premio mayor). ¡¡Joder!! O sea, que por ser navidad y estar tod@s de buen rollo, me penalizan con una menor probabilidad y encima tenemos que aguantar al insoportable calvo de los anuncios (bueno, creo que ya lo largaron). No sé qué probabilidad hay de que caiga un meteorito a la tierra y destruya nuestra civilización, pero igual no anda muy lejos de estos cálculos “loteros”…así que tened cuidado, que igual os toca el gordo y acto seguido nos toca el fin del mundo.

Fuente : http://www.consumer.es/web/es/economia_domestica/sociedad-y-consumo/2005/06/02/142588.php

 

 


5 comentarios

  1. Pingback: meneame.net

  2. Pyros   •  

    Bueno… y ya si te pones en calculo probabilisto de quinielas, primitivas y euromillones, la cosa se te va al traste:

    Quiniela : 1 entre 14 millones
    Primitiva: 1 entre 228 millones
    Euromillones: 1 entre 22.882 millones

    Obviamente, habria que depurar un poco el calculo para eliminar las apuestas estupidas (tipo todos los valores iguales en la quiniela o los numeros seguidos en los otros), pero… por combinaciones posibles, hay tienes… vamos, que el gordo no es tan dificil de ganar como los euromillones (tambien hay una diferencia de premio sustancial).

    Mas bien, diria yo, tienes que plantearte que si la loteria fuera un “regalo” no habria tantas distintas… como todo, es un negocio en el que siempre “gana la banca”.

    Ta lego!

  3. Fran   •  

    La loteria de Navidad no tiene en cuenta la serie para el premio, es decir todas las series del mismo numero reciben el mismo premio.

    Ese es uno de los motivos de que este tan repartido que del primer premio hay 1950 decimos (son 195 series, no 170)

    Resumiendo, tenemos 1/85.000 opirtunidades de ganar 15.000€ por cada euro invertido.

    Mas info: http://onlae.terra.es/indexp.htm

  4. Pingback: Bitacoras.com

  5. egoiste   •  

    Lo que pasa es que la lotería es el “producto perfecto”
    a cada persona que lo compra le vende una cosa distinta, el nuevo anuncio lo refleja muy bien “deme unas vacaciones en…” “deme un piso en …”
    Yo creo que todo el mundo es consciente de la nula probabilidad pero (y yo me incluyo) jugamos por la ESPERANZA
    además que siempre conoces tambien a “pues a los padres de les toco” o a “un amigo de ..” y así que disminuye irracionalmente el número de la probabilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *