¿Los inmigrantes viven de las ayudas sociales y abusan de ellas?

Compartir:

inmigrantes-españa

Imagen de ElPaís.com

 

Para muchos (demasiados) españoles, la respuesta a la pregunta es afirmativa. Y ojo, porque estamos hablando de uno de los prejuicios más arraigados, dañinos y difíciles de combatir hacia la inmigración… de hecho, ciertas organizaciones fascistas están intentando capitalizar políticamente éste y otros estereotipos con acciones como la de la siguiente noticia:

Los ultras se disfrazan de ONG

Es decir: España 2.000, a través de su ONG “Españoles en Acción”, reparte alimentos a personas necesitadas… pero sólo de nacionalidad española. Al más puro estilo de Amanecer Dorado en Grecia. Discriminatorio, pero totalmente legal… una iniciativa solidaria de corte xenófobo que busca obtener apoyo popular (o sea, votos) explotando el resentimiento de muchos nacionales hacia los de fuera…

Precisamente uno de los argumentos de quienes justifican a “Españoles en Acción” es el de que los inmigrantes viven de las ayudas sociales y abusan de forma premeditada de ellas. Esto es, que tienen acceso preferencial a todo tipo de asistencia pública: becas de comedor escolar, plazas en escuelas públicas, preferencia en la adjudicación de viviendas de protección oficial, subsidios, etc etc. Sin embargo, estas ideas no responden a información objetiva y deben ser puestas en duda con datos exactos y argumentos basados en estos últimos. En este sentido, debemos indicar lo siguiente (copio-pego de la fuente que indicaré más abajo):

– La Ley sobre Derechos y Libertades de los Extranjeros en España y su Integración Social (Ley 4/2000, de 11 de Enero), señala que “Los extranjeros residentes tendrán derecho a los servicios y a las prestaciones sociales, tanto a las generales y básicas como a las específicas, en las mismas condiciones que los españoles. Los extranjeros, sea cual sea su situación administrativa, tienen derecho a los servicios y prestaciones sociales básicas” (Art. 14, 2 y 3).

– El acceso y uso de los servicios y prestaciones sociales no viene determinado por la situación administrativa ni por la condición de inmigrante, sino por cuestiones socioeconómicas derivadas de la vulnerabilidad de la población inmigrante en relación al mercado de trabajo. El recurso a los servicios y prestaciones por parte de las personas extranjeras obedece también a que su red social y de apoyo es más pequeña. Según los datos de la EPA, en España alrededor de millón y medio de familias tiene todos sus miembros en paro. Si las situaciones extremas son todavía limitadas (las vemos fundamentalmente en el terreno de los desahucios), es porque mucha gente dispone o echa mano de una red social y familiar que le impide llegar a ese punto.

– La nacionalidad extranjera nunca opera como un requisito de acceso o de prioridad. Tampoco existen cupos para colectivos en función de su origen nacional.

– Muchas personas inmigrantes trabajan y cotizan, y todas soportan el IVA en su calidad de consumidoras y usuarias; es decir, están sometidas a los mismos impuestos que el resto de la población. Además, los sistemas de protección social se financian de lo recaudado con todos los impuestos, no solo con el IRPF repercutido a la persona que tiene una nómina. Por ello, no caben discursos del tipo: “Como mi nómina tiene un gravamen, yo tengo derechos a las ayudas; por tanto, el que no trabaja no genera esos derechos”.

– Según el estudio Acceso de la población inmigrante en la Comunidad Autónoma Vasca a los servicios y prestaciones sociales, «únicamente un 7% de los extranjeros reciben ayudas por un periodo superior a seis años, cuando entre la población autóctona el porcentaje se dispara hasta el 43%». Ello da pistas sobre la relación tipo que los beneficiarios establecen con las prestaciones económicas: temporal y con efecto trampolín, en el caso de las personas inmigrantes, y de cronicidad, en el de las personas autóctonas.

 

Hay muchos más argumentos en contra de esta creencia de que los inmigrantes vienen aquí a vivir del cuento… para mayor información os invito a que leáis Frena el Rumor, guía práctica para combatir los rumores, los estereotipos y los prejuicios hacia la inmigración. Dicho manual encara con el rigor necesario unos cuantos casos de rumores nocivos respecto a la inmigración, tales como:

1. No podemos aceptar más inmigrantes: son demasiados.
2. Los inmigrantes viven de las ayudas sociales y abusan de ellas.
3. Los inmigrantes nos quitan el trabajo.
4. La inmigración aumenta el machismo y la violencia de género.
5. Los inmigrantes no se quieren integrar.
6. Los inmigrantes abusan del sistema sanitario vasco y colapsan las urgencias.

Etc, etc…

 

En suma, conviene que nos tomemos la molestia de informarnos sobre cómo funcionan ciertos asuntos, por el bien de la convivencia social. El siguiente paso sería intentar comprender cómo opera la mente xenófoba, pero eso lo dejamos para otro post…

 

 

 

 

 

 

 


5 comentarios

  1. Andy   •  

    Desgraciadamente estos rumores son una plaga, puedo decir que yo son Mexicana y me mude a España hace menos de 2 años por que mi pareja es de España y no puede hacer viajes largos por cuestiones de salud, yo no vine a este país a buscar una mejor vida (la verdad no tengo queja de mi calidad de vida en mi país) ya que seria tonto de mi parte pensar que aquí iba a tener mas oportunidades dado que para “mi desgracia” comprendo bastante bien de economía y se que la situación aquí no es como para dar saltos de alegría, pero esto no ha evitado que sea victima de actitudes racistas, en mas de una ocasión me han hecho algún comentario desagradable en las calles, o en algún centro comercial, o en el hospital cuando acompaño a mi pareja a sus citas y me es bastante incomprensible esa necesidad de culpar a alguien de las brutalidades económicas de las que han sido victimas durante varios lustros y peor aun culpar a alguien que no saben el por que esta aquí… en fin espero que algún día la gente abra los ojos y comience a ver mas allá de sus narices y en vez de culpar a los extranjeros comience a comprender la raíz de los problemas

  2. laura   •  

    http://www.bcnantirumors.cat/

    Aquí les dejo el link de la red antirumores del Ajuntament de Barcelona.
    Ofrece herramientas y datos concretos para poder combatir algunos de esos prejuicios que. se extiendrn como rumores cuando hablamos de población inmigrante.

  3. ant   •  

    La izquierda de verdad debería reflexionar y debatir sobre las ventajas e inconvenientes de la emigración y no basarse en el discurso fácil y tópico de siemple.-

    La emigracion perjudica a los de abajo tanto de aquí como de allí y beneficia enriquece a los de arriba de aquí y de alli .- nos guste o no.

  4. MANUEL BONASTRE JUMILLA   •  

    La ley es clara para todos y no descrimina entre inmigrantes y autoctonos. Aqui no hay objecciones. Sin embargo hay un pero. La realidad dista mucho de las posiones oficiales. Las ayudas sociales son otorgadas (En el ambito local: Llamase caritas, Cruz roja, Banco de alimentos, comedores sociales, Etc…) con una descriminacion positiva hacia el inmigrante. Esto es real y es asi. Se pongan como se pongan los mal llamados progresistas de pacotilla. En mi ciudad se ha dado casos flagrantes de descriminacion negativa hacia el autoctono que claman al cielo. Se han denunciado dichos casos sin resultados. Ningun funcionario ha tenido suficiente valor para mojarse e investigar lo sucedido.
    Yo pediria a todos los mal llamados progresistas, que miren a su alrededor, a su barrio, a su ciudad y que sean honrados en sus interiores. Uno debe ser honrado consigo mismo. Solo así podran descubrir la cruda realidad: 6 de cada 10 inmigrantes musulmanes vive de ayudas sociales. Los bancos de alimentos no dan a abasto y faltan de suministros. El 60% de los inmigrantes africanos de mas 30 años que viven en españa son analphabetos y sin profesion. Estos datos no se divulgan porque crearian alarma social y hay que mantener la ignorancia de los Españoles. Daros cuenta que estamos sustituiyendo a los intelectos españoles (Que se van a vivir fuera por no tener futuro aqui) por analphabetos sin profesion. Desde luego que a la derecha española le viene de perlas y los “progres ignorantes” les hacen juego a los bugueses. De cualquier manera, estamos jodidos.

  5. Vero   •  

    Yo no sé si será verdad o no, pero mi madre me ha contado que amigas suyas han ido a pedir al banco de alimentos y ni siquiera les han dado la oportunidad de llevarles papeles para demostrar que no tenían ingresos, directamente les han dicho, que se lo pidan a familiares. El lema de estas ongs tipo cáritas (dónde fui con mi madre a cáritas de madrid a buscar trabajo y le dijeron automáticamente que se lo daban todo a inmigrantes, estaba yo delante y lo vi) es que dan por hecho que por ser español tienes familia que te va a ayudar. Pero lo cierto es que hay muchas familias donde están todos igual o peor que tú o simplemente huyen y se hacen los locos porque se quieren desentender y todo el mundo se harta de estar dando dinero y comida todos los meses. Lo sé porque lo he vivido en mi familia. Claro, luego dices esto por ahí y se piensan que eres un facha de cojones, pero el caso es que yo no pienso ni en derechas ni izquierdas ni hostias, yo soy del sentido común. Por otra parte, mi madre tenía un montón de amigas moras y sudamericanas y le contaban sobre todo las moras, que vivían de ayudas que a una persona de aquí no le suelen dar porque puede demostrar lo que tiene o no, pero a los inmigrantes como muchos no se sabe si tienen o no, dar por sentado que no tiene y les da miedo a preguntar si tienen por miedo a quedar como racistas.
    Esto al final creará la famosa xenofobia, y en vez de averiguar por qué la gente está hasta la polla de la inmigración masiva, se limitan a condenarte por delitos de odio y llamarte fascista. Todo ello solo por reclamar justicia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *