Lo peor del Camino de Santiago

Compartir:

 

La cosa tiene mojones…

Bueno, bueno…ya estoy de regreso en Madrid. Acabo de hacerme el Camino de Santiago (Roscenvalles – Santiago de Compostela), y me he traído una tendinitis de recuerdo y mucho cansancio acumulado. Sin duda, se trata de una experiencia muy recomendable. Además supone una forma muy económica de pasar unas vacaciones diferentes…de hecho, parece que este año ha ido más gente que nunca (probablemente la crisis tenga mucho que ver). No obstante, ha habido ciertas cosillas que no me han gustado un pelo, así que se me ha ocurrido elaborar una especie de Top Ten con lo peor del camino. Vamos a ello :

1.- Negocio : A pesar de la espiritualidad y misticismo que rodea al camino, la pela manda. Albergues privados, farmacias, hostelería, tiendas de alimentación, DECATHLON (se han forrado a vender mochilas este verano), etc etc…el Camino de Santiago supone una gran oportunidad de hacer caja a costa de los peregrinos. Incluso de forma muy abusiva no pocas veces : tardaré mucho tiempo en olvidar cierta tienducha donde vendían latas de atún a ¡¡dos euros!! la unidad…

2.- Ronquidos y olor a pies : de lo más típico. Un albegue no sería lo mismo sin un buen concierto nocturno de ronquidos acompañado por un inconfundible aroma a queso rancio.

3.- Competiciones de marcha entre peregrinos : de lo más estresante. En vez de disfrutar tranquilamente del camino, muchos peregrinos compiten entre sí para llegar antes a los albergues (masificados en agosto). Además se pegaban un madrugón de cojones (había gente que se levantaba antes de las 6 a.m), para tener más posibilidades de pillar plaza en el albergue de turno.

4.- Aburrimiento : y es que kilómetros y kilómetros de aburridos campos de trigo pueden acabar con la paciencia de cualquiera. Si a eso le añades un sol de justicia y escasez de árboles (que den sombra), el suplicio está asegurado. Las cosas como son…el camino por Castilla-León es un puto coñazo.

5.- Basura : parece que a cierta gentuza no le supone ningún problema dejar su mierda por donde quiera que pasen. No hay nada más deprimente que pasar por un bello bosque gallego y encontrarte latas de Red Bull, Aquarius, y otros envases varios tirados por el camino.

6.- Dureza de ciertos tramos : de verdad que algunos tramos son realmente duros. En la subida a O Cebreiros (por poner un ejemplo) te encuentras unas pendientes de padre y muy señor mío…no aptas para gente con sobrepeso o en baja forma física. Si alguien quiere penitencia, en estos tramos la encontrará.

 7.- La entrada a León por la autovía : muy peligrosa. Todavía no entiendo cómo el camino puede discurrir por el arcén de una autovía donde se prohibe expresamente (las señales eran bien claras) la circulación de peatones. Qué pasa…¿las normas de tráfico dejan de tener aplicación en la famosa ruta a Santiago?

 8.- Peregrinos tramposos : lo mismo se “chupan” una buena kilometrada en coche que contratan a alguien para que les lleven la mochila. Dan asco.

 9.- Confusión en las indicaciones : producido por la caza y captura del peregrino por parte de los albergues privados. No pocas veces, puedes encontrarte con dos flechas amarillas apuntando en distintas direcciones…una es la que indica el camino…y la segunda es la que te dirige de cabeza al albergue. Es fácil confundirte y desviarte de tu rumbo…que al fin y al cabo es lo que buscan.

 10.- Las fuentes de agua “no tratada” : es algo que ví en muchas aldeas gallegas. Llegas sediento al sitio, después de andar a pleno sol durante un buen tramo…y resulta que no te garantizan la potabilidad del agua de la única fuente en kms a la redonda. ¿Tendrá algo que ver el bar del pueblo?

Éste es mi top ten con lo peor del camino. No he seguido ningún orden de importancia relativa…simplemente he ido escribiendo según me venían las ideas. A pesar de todo, la experiencia merece la pena (no os quepa duda).


61 comentarios

  1. IÑAKI   •  

    Ahora me vas a decir que eres la alegría de la huerta cuando vas por ahí, ¡me parto y me mondo!, pues no lo demuestras.
    El misticismo me lo paso por el forro, ateo convencido.
    Casposo rollo el tuyo, que no puedes salir de casa sin juzgar, exigir y ofrecer poco o nada.
    No te esfuerces en utilizar tu psicología de todo a cien, que no me vas a evangelizar con tu “mensaje tan profundo”.
    Como han comentado por ahí creo que eres algo agrio.
    Te recuerdo un comentario que hay escrito por ahí:
    Julio Soler dice:
    8 April, 2011
    “Un puto coñazo”, “dan asco”, “negocio”, “peregrinos tramposos”… Se nota que has disfrutado el viaje, amargado, que eres un amargado.

  2. juanma   •     Autor

    Ikañi, o eres duro de oído o te faltan dos hervores. Te invito a que releas el post y tus comentarios… luego, si quieres, cuando estés más calmado, acepto críticas argumentadas. ¿De verdad piensas que quiero “evangelizarte”?. ¿Tan importante te crees?. ¿Por qué copia-pegas comentarios de otra gente que no te van a cargar de razón ni favorecer tu posición?. ¿Por qué os ofendéis tanto por un modesto texto donde se ejerce libremente una opinión?.

  3. Ramon Sanchez   •  

    Juanma creo una manera de demostrar humildad seria aceptar que el camino no es lo tullo.

  4. ramon   •  

    ser peregrino no es ser turista para eso estan los cruceros y
    las playas que es donde se puede esijir.
    un peregrino no ecije agradece y da gracias siempre si no no vallas
    buen camino peregrino

  5. Jaime   •  

    Veo que que la mayoría de los comentarios son para insultar al autor del blog, intentar dejar por los suelos su publicación, y básicamente, para creerse mejor que él porque ellos han hecho el camino ya mi esto no me ha pasado, el camino no es lo tuyo y bla bla bla. Pues a mi me ha parecido muy gracioso sinceramente, y calmaros un poco en general hombre!!! Que aquí no hay que ponerse de mala ostia ni hay porque querer dejar a nadie en evidencia, es solo una opinión sobre algunos aspectos que no le gustaron del camino, a ver si no los va a poder explicar porque lo digáis vosotros!!! Pero quien os creéis que sois??? Además, en varias ocasiones recomienda hacer el camino y dice que le resultó una buena experiencia. No me creo que en un mes caminando (o lo que le dedique cada uno) no existan momentos de estar un poco aburrido con el paisaje, cansado de no poder dormir por los ronquidos o de no indignarse por la mala fe de algunos (que capullos hay en todos lados y el camino no va a ser una excepción). Si no os ha pasado pues ole vosotros como me alegro,sois los mejores de verdad, pero no hace falta echárselo en cara a nadie! En fin… Salud!

  6. chupachups   •  

    Que mal rollo dan los talibanes del camino…un poco de humor hombre. El autor del blog tiene razon. Castilla es un coñazo. A nadie le gustan los ronquidos. A los que roncan habria que ponerlos en una habitacion aparte. Un solo tio jode el sueño de 20 personas. Y hace 20 años no estaba tan orientado al negocio. Los dueños de restaurantes hacian negocio, pero sin precios abusivos y con mucho mejor trato. Lo mejor que hay ahora es que fuera de julio y agosto casi todos son extranjeros, que son mas civilizados y menos guarros por lo general. Y menos pillos con eso de los taxis y autobuses que te llenan el albergue en 5 minutos y dejan sin cama al que se ha chupado 30 km andando.

  7. Iosu   •  

    Yo después de 4 caminos (2 franceses, 1 aragonés y 1 del norte), sobre los puntos 2 y 3, llevo una tienda de campaña de 1,6 Kgrs. con lo que ni madrugo porque no me tengo que pelear por sitio en ningún albergue y tampoco sufro ronquidos, ni espectáculo de luces (esos focos frontales a las 4 de la madrugada que parece eso una discoteca)

    El punto 4 se me hace mas acentuado por el tema de dormir solo en mitad del camino casi todos los dias. Lo que hace que el día que cojo sitio en algún albergue me parezca un superlujo digno de reyes.

    En el punto 5 coincido en que es una guarrada (el camino francés), como han indicado mas arriba, prueba a hacer el camino del norte. El paisaje es una pasada entre el monte verde y la costa cantábrica, siempre está limpio.

    En el punto 6 pues nada mas decirte que de eso trata la peregrinación, de superarte a ti mismo y acabr siendo una persona mas fuerte (De cuerpo y de mente). Si el camino frances te parece duro, mas dureza tienen el camino del norte o el camino primitivo…

    La entrada a León debería de discurrir por algún camino secundario, recuerda que seguir la ruta prefijada no es obligatorio, lo importante es llegar entero/a a Finisterre. Recuerdo que en mis 2 primeros caminos, el camino francés no pasaba por Ventosa (Cosa que actualmente si lo hace), sino que seguía por la pista adyacente a la carretera (Si te fijas todavia se ven las flechas amarillas antiguas), por lo que es un camino digamos “cambiante”, no merece la pena jugarse el pellejo. Pero peor es el tramo Boo – Mogro del camino del norte, pues el camino transcurre por el puente de FEVE (Del tren de via estrecha), además de muchísima carretera en Cantabria, Asturias y Galicia en dicho camino.

    En cuanto a los tramposos, todos los caminos tienen los suyos (Ten en cuenta que el camino del norte pasa por muchas localidades costeras y turísticas con muchas facilidades para “hacer trampas”, lineas de autobús y lineas de tren). La solución: evitar la temporada estival.

    Confusiones en señales. Perderse también es parte del camino. En el camino del norte muchos días me desvié por el GR-E9 (Gran Recorrido Europeo), llegando a estar sin ver flechas durante algunos dias e incluso en mitad de un acantilado he visto flechas amarillas antiguas y hermitas y antiguos hospitales de peregrinos sobre acantilados, mientras que el camino “oficial” transcurria enteramente por carretera y con mas kilometros.

    Por último, en referencia a las aguas no tratadas es muy común en Galicia debido a la cantidad de ganado que existe en esta CCAA. La solución es sencilla: comprar agua embotellada (Tampoco es un gasto excesivo).

    Espero que mis experiencias te sirvan para poder ralizar el camino de Santiago una nueva vez y que lo puedas experimentar de una forma diferente.

    Ultreia!!!

  8. xavi   •  

    Hola a mi me gusto mucho la parte del camino en castilla y leon fui en mayo y en vez de trigo encontre bellos campos de amapola y dientes de leon. La mejor gastronomia del camino. Y no soy de esa comunidad, a sin que soble gustos colores.
    soble el olor a pies es lo mas normal del mundo a mi me daba mas miedo ir a un albergue con bichitos en la cama ya me entendeis jiji cosa que no encontre tampoco. saludos y a disfrutar que yo pienso repetir tampoco fue tanto martirio como dices todo depende de la capacidad de sufrimiento y como lleves ese sufrimiento yo me fui sin entrenar y solo volvi a casa con agujetas.

  9. Elisa   •  

    bueno….me cansé a la mitad de las críticas, yo paso un par de semaninas en el pueblo de mis abuelos (Cadavedo) y me encanta encontrarme peregrinos; vale que soy la antítesis de la asturiania , más que nada porque soy vegana y en mi casa no hay chorizos ni jamones ni nada de eso…pero las experiencias que he tenido han sido fantásticaHe intentado ofrecer a cada persona qu ha pasado por “mi” casa, cariño, atención, interés y un profundo deseo de compartir. Eso que me llevo. a quien se anime con espíritu sano, aqui ando…

  10. María Esteban   •  

    Lo peor del camino de Santiago son las duchas, que son con tabiques y sin puertas o comunitarias y te pueden ver el coño o la polla allí, así que no vuelvo a hacerme el camino ni loca.

  11. Carlos Mesa   •  

    Bueno, tampoco es para tanto. Total, el Camino de Santiago es la llamada Marca de Carlomagno para evitar que esa frontera fuera traspasada por los musulmanes. Es decir, es invento de Carlomagno.

    A Carlomagno le vino muy bien el cuento de Don Pelayo que, después de haber visto unas luces en el cielo, dijo que allí estaba la tumba del apóstol Santiago. Y como lo dice él, nos lo tenemos que creer. Vamos, que Santiago no está enterrado allí, ni por asomo. Cosa lógica por otra parte, ya que un judío del siglo I, después de haber sido decapitado por Herodes, no va a dejar que su cuerpo sea enterrado en tierra extraña que no sea Israel, el único campo consagrado a Yahvé.

    Pero algunos intentan hacernos creer que Santiago pisó tierras celtas (no hay un sólo documento histórico que lo certifique) y que en la batalla de Clavijo apareció Santiago subido en un caballo blanco, gritando “Santiago y cierra España”. Hay que ser muy tonto para creer esto, pero hay gente que lo cree.

    En cualquier caso, tal y como decía Miguel de Unamuno, la tumba de Santiago seguramente es la tumba del obispo hereje Prisciliano. Por cierto, decapitado por los católicos por arriano.

    Si alguno quiere peregrinar para ver la tumba de Prisciliano, allá él, que se lo tome con humor cuando menos. Y que se ponga como el quico morón con los percebes, que algo bueno tiene ese final de camino. De hecho, la concha de peregrino significaba que si regresabas con ella colgando del palo, es que te habías puesto morado de ostras, lo cual certificaba que habías estado en el Camino de Santiago, pues antes no habían diplomas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *