La necesidad de creer es más poderosa que la necesidad de saber

Compartir:

“La necesidad de creer es más poderosa que la necesidad de saber”…me ha gustado la frasecita, pues invita a reflexionar sobre nuestra visión particular del mundo. ¿Qué ocurre cuando tenemos ante nosotros una evidencia que contradice nuestras creencias y valores?…según el liberal Jean-François Revel (en su obra “El conocimiento inútil”), eludimos dicha evidencia, dando prioridad a nuestras preferencias ideológicas. Y eso es muy paradójico, teniendo en cuenta que nunca en la historia de la humanidad hemos tenido acceso a tal cantidad de información como hoy en día (gracias a las nuevas tecnologías). Revel apuntaba que la primera fuente de conocimiento erróneo son las ideologías, ya que son teorías que se construyen “a priori” (antes de ser validadas por los hechos); en este sentido se ensañaba especialmente con el socialismo, al que consideraba ligado indisolublemente al trabajo forzado y la esclavitud de Estado. Por contra, entendía que el liberalismo democrático era el único sistema que podía funcionar con cierta eficacia. En mi opinión, Revel cayó (en mayor o menor medida) en la misma trampa sobre la que él advertía…pero eso es otra guerra, y no quiero hacer digresiones. Sigamos…

La cuestión es que nuestra pereza mental nos hace tener en cuenta únicamente la información que encaje bien con nuestras creencias y costumbres. Por ello, nos acomodamos en ideas falsas con las que estamos más que de acuerdo, evitando las opiniones diferentes para las que no estamos preparados, desencadenándose un círculo vicioso de ignorancia al interactuar con otras personas que tienen interiorizados nuestros mismos prejuicios y tópicos (nos reafirmamos más en nuestras posiciones, si cabe). Si queremos ser verdaderamente libres, tenemos que cuestionarnos nuestro mundo de forma crítica, no conformándonos con lo que el sistema educativo y la industria de la “cultura” nos transmite. Tenemos que indagar, comparar, comprender…lo que requiere un esfuerzo y un tiempo del que apenas disponemos. La necesidad de creer es más poderosa que la necesidad de saber…tengámoslo presente y mantengamos los ojos abiertos…


2 comentarios

  1. Andrea   •  

    Por las últimas entradas creo que quizás pueda interesante un libro de psicología social que se llama “El animal social” de Elliot Aronson, es muy recomendable y en el se explican y documentan todo este tipo de descubrimientos sobre los atajos mentales que tomamos diariamente.

  2. juanma   •     Autor

    Gracias por la recomendación, a ver si me hago con él -tiene muy buena pinta-.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *