Esclavos del S.XVII vs Trabajadores del S.XXI

Compartir:

trabajo-esclavo

Brasil 1723:

Manuel, esclavo, corta caña cada día durante más de doce horas. Lo único que recibe a cambio de su trabajo es alojamiento y comida.

Brasil 2011:

Manuel, que no es esclavo, corta caña cada día durante más de doce horas. A cambio de su trabajo recibe un dinero que a duras penas le da para comida y alojamiento.

Tampoco hace falta irnos a las plantaciones de caña de azúcar en Brasil para encontrarnos asalariados-esclavos que trabajan por su subsistencia y poco más. En España, gracias a las recientes reformas laborales y a la impunidad del “empresaurio” español, también podemos presumir de trabajadores-esclavos que curran sin descanso a cambio de una mierda pinchada en un palo. Y algunos, cada vez más, ¡hasta trabajan gratis! En fin, mientras Cristiano Ronaldo no se lesione, como si se desploma el cielo en nuestras cabezas…


1 comentario

  1. CH   •  

    Al menos los esclavos no tenían que pagar la hipoteca…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *