Entrevista : Calumet y los germinados

Compartir:

Calumet y los germinados :

A ver, primera pregunta: curriculum y todo eso…

Mi procedencia cultural es la del “mundo jipi”, “haz el amor y no la guerra”, “volver al campo”, etc…

El caso es que realicé mi sueño y fui autosuficiente. Aprendí de veras como aparcero (medianero) en la zafra del tomate en Canarias-Fuerteventura y, después, durante varios años más, como productor-exportador. Con esta experiencia decidí emprender la reconversión ambiental de mi finca, dedicada al monocultivo de tomate (10.000 plantas). De este modo, en primera persona, pude comprobar que eso de que el producto ecológico tiene que ser más caro que el convencional es un puro mito mercadotécnico... Es cierto que sueles obtener menos cantidad de producto (a veces más), pero a cambio soportas muchos menos gastos en productos cuyos precios no puedes controlar: agua, nutrientes, fitosanitarios

foto germinado

La realidad es que vendía mi producción (huerta, leche, huevos, pan, queso..) a precios iguales a los mismos productos convencionales. Eso sí, tenía una clientela fidelísima que valoraba por encima de todo la calidad de mis productos.

Con ello ganaba el dinero suficiente para adquirir todo aquello que no podía obtener por mis propios medios: aceite, azúcar (aunque sí que tenía miel de palmera) y algún capricho. Carne no comía, solo pescado y marisco que yo mismo me agenciaba en expediciones al mar del norte (barlovento).

En resumen, el cuento de que los productos ecológicos son más caros que los convencionales es eso: un cuento, un mito. Una vez en marcha ambas cadenas productivas, la agroecológica y la agroindustrial (diversidad frente a monocultivo) comprobé que la ecolomía (economía ecológica) es mucho más eficiente y sostenible que el productivismo. El precio final es cuestión de ética, una substancia que se evapora cuando se aproxima al duro mineral conocido como negocio.

Hostias, todavía no he explicado cómo me aproximé al mundo de los germinados. Os lo podéis imaginar. Muchos años anhelando vivir en la tierra, de, con, para, por, desde la tierra con la vista sin embargo bien levantada hacia el horizonte ¿cómo no pensar en el secreto de la semilla? ¿En el principio y fin de la vida? ¿En el diminuto nódulo que es el objetivo de toda planta salvo rarísimas excepciones? Cada semilla vegetal es un huevo y, como sabemos, el huevo es la proteína más completa. El instinto lo sabe.

Sobre estas cuestiones reflexionaba mientras manejaba semillas de todas clases: recogidas por el campo (desierto de tierra con pequeños oasis en torno a pozos salobres) o importadas por amigos. Desde entonces, hace 30 años, me vengo familiarizando con las semillas. Conozco las plantas mejor por sus semillas que por sus hojas, flores o frutos

¿EN QUE CONSISTE ESTO?

Cuando regresé a la “civilización” mis antenas siempre estaban desplegadas buscando info sobre las semillas germinadas como nutriente. Desgraciadamente no es fácil y ahora entiendo el porqué.

Si se difundiera la “cultura de los germinados” las farmacéuticas verían reducido su negocio de manera drástica. Lo mismo puedo decir de los herbolarios.

Es difícil analizar las propiedades de un germinado que, ante todo, es un ser vivo. Claro, cuando reduces a cenizas un germinado captas sus propiedades como “ser muerto”… ¡y aún así son espectaculares!

Finalmente: ¿es difícil convertir esto de los germinados en algo lucrativo cuando tí misma-o puedes hacerlo en tu apartamento, garaje, sótano?

Por todo ello no es sencillo encontrar libros sobre el tema. Los que yo tengo están completamente desclasificados. Como están protegidos por el copyright pues solo os los podría hacer llegar mediante fotocopias.

La historia de los germinados es incierta, pero cabe pensar que tan antigua como la agricultura, incluso es muy posible que la germinación precediera a la agricultura en sí. En todo caso sabemos que son ampliamente utilizados “desde siempre” en las cultura orientales así como entre los pueblos del desierto.

Los esenios (el pueblo del desierto de Jesucristo) disponían en sus eremíticas viviendas “unifamiliares” de un local específico para almacenar grano y de otro para hacer germinaciones. En Europa los germinados fueron la base del malteado y la cerveza; en la época de los “grandes descubrimientos” los germinados salvaron a miles de marineros del escorbuto (hasta entonces pod?a morir de esta enfermedad la mitad de la tripulación).

En época contemporánea, en Norteamérica del Sur, se fomentó el consumo de soja germinada como proteína sustitutiva de la carne ya que se preveía una carestía inminente de ésta. A finales de este siglo un atrevido padre alimentó a su hijo e hija desde los tres meses de vida exclusivamente a base de leche de soja, trigo y avena germinados y filtrados para que pudieran tomarlos en biberón. A pesar de no existir literatura al respecto comprobó (pues yo era ese padre) que mis vástagos crecían fuertes, sin alergias, sin gases, sin irritaciones de culito así hasta hoy. Puedo añadir que nuestro sistema inmunitario está intacto y rara vez contraemos gripes, enfriamientos
germinados

¿Qué infraestructura mínima necesito tener en casa para poder producir germinados? ¿Realmente es factible conseguir una producción mínima en un piso?

Solo necesitas un armario, rincón, caja donde colocar una bandeja (con una de 30×40 cm basta). Encima irá un escurridor de platos del todo a cien donde colocarís inclinados 45º los tarros de cristal (boca ancha), gasas, gomas elásticas y agua. El agua será el motor de la germinación, así que debes procurar que sea SIN cloro. La vitalidad de los germinados se modifica radicalmente según utilices agua CON o SIN cloro. Compruébalo tú misma-o.

Así, con nuestra microhuerta de 1200cm2 podrís producir sin problemas un complemento vitamínico y nutritivo para una familia de 4 personas. Un complemento he dicho. Otra cuestión es que quieras vivir solo de germinados; eso es posible y, combinando varias semillas (dos o tres) no te faltar ningún nutriente esencial, pero te quedarís en los huesos. Estoy convencido que una ración homeopática de germinados para gente afectada de anorexia cambiaría su vida.

¿En qué medida contribuye una producción casera de germinados al objetivo de autosuficiencia alimentaria?

Buehhh? la autosuficiencia alimentaria doméstica depende, en primer lugar, de tus propias necesidades.

Si eres un glotón, los germinados te irín bien como complemento, aportando todo aquello de lo que carecen los alimentos procesados y desvitalizados.

Si eres un eremita urbano, dispondréis de todos los nutrientes necesarios (proteínas inclusive); eso sí, no engordarías ¿pero quién quiere engordar?

distintos germinados

¿Dónde puedo conseguir semillas baratas o gratuitas? Te lo pregunto porque con lo que te “clavan” en los herbolarios por ciertas semillas, casi compensa más comprar directamente el producto final…

Incluso al precio abusivo de los herbolarios germinar semillas para alimentación es rentable económicamente. Pensemos que el volumen y el peso de los granos secos se multiplica por 2,3,4,5 hasta 10 (alfalfa). Pero lo REALMENTE bueno es que, con la germinación, obtenemos vitaminas, aceites esenciales u oligoelementos, minerales, enzimas, etc a cambio de hidratos de carbono (la reserva de la semilla, la harina). Es decir, obtenemos nutrientes escasos, vitales y caros a cambio de… ¡harina!

El precio final del producto acabado en el Mercado es una cuestión de ética y, ya lo he mencionado tangencialmente aquí. ¿Ética podemos exigir cuando el ánimo de lucro es legal, incluso admirable?

Personalmente trato de conseguir semillas entre mis contactos campesinos o en tiendas especializadas. Lo chungo es que en estas tiendas “no naturales” las semillas pueden estar tratadas con agentes químicos peligrosos. En este caso es preciso enjuagar las semillas varias veces (con agua del grifo es suficiente) antes de dejarla en remojo (con agua no clorada). También es útil añadir en los enjuagues previos unas gotas de vinagre o limón.

¿Se pueden congelar los germinados?

No. El germinado es un cuerpo muy tierno y delicado. Si lo que quieres es conservarlos basta con dejarlos en la parte menos fría del frigo o bien en algún rincón fresco. El proceso se detendrí, pero no sin cierta pérdida de vitalidad que se aprecia en el extremo de las raicillas.

No soportan el humo del tabaco, de fritangas, etc; mejor dicho, lo soportan pero “sufren” y eso se transmite a su sabor y a sus propiedades. Una curiosidad: la germinación cerca de campos electromagnéticos es superior a la germinación ordinaria; sin embargo los cultivos de cereales próximos a tendidos eléctricos rinden entre un 5 y un 10% menos.

¿Cuál es tu dieta habitual? ¿No te zampas de vez en cuando un buen solomillo?

¿Un solomillo a la planchica con un poco de ajo y perejil? umh!!! Me alimento de todo, de forma bastante descontrolada. Intento que todo aquello que entra sea de calidad, pero por si acaso incorporo a la dieta una buena ración de germinados por los motivos que he explicado: aportan esos nutrientes característicos de las “cosas vivas” de las que carecen los nutrientes procesados industriales. Normalmente hago germinados durante la primavera y el otoño. Ahora estoy experimentando con el prado sin tierra: hierba verde de cebada, trigo, avena que “afeito” cada 5 o 6 días e incorporo a las ensaladas.

No soy vegetariano, pero si lo eres los germinados no deben faltar en tu dieta.

¿Cómo podemos iniciarnos en la cultura de los germinados? ¿Puedes recomendarnos una buena web donde aprender y encontrar asesoramiento?

Seguro que todos hemos probado a germinar lentejas en el colegio. La germinación “profesional” no es más complicada que eso, incluso más sencilla. Pensemos que la misión genética de las semillas es ¡germinar!

Si se lo pones muy difícil amargarán y se endurecerán en la misma medida; en cambio, si las mimas, obtendrás unas semillas tiernas y dulces.

Hay páginas donde te explican el proceso que, como digo, es sencillo; basta con teclear en un buscador. Por supuesto os recomiendo mi artículo http://www.losverdes-sos.org/articulos/germinados.htm . Se trata de un curso breve y conciso que no ocupa más de folio y medio.

En los de otras páginas veo que saben “de oídas”, pero no han practicado lo suficiente. De lo contrario, cuando dibujan tarros de cristal los harían con la boca bien ancha y poco profundos; sin embargo, hace exactamente lo contrario: dibujan tarros largos y estrechos. Eso no funciona porque entonces no hay buena ventilación, con lo que tiende a aparecer moho y mal olor.

Para ponerte en contacto con Calumet escríbele a crin_128(arroba)hotmail.com


5 comentarios

  1. Graciela   •  

    Excelente artìculo. Justo lo que necesitaba para perfeccionar mi ingesta. Soy vegetariana. Me encantò y sirviò un montòn.

  2. Maria Luz Castillo   •  

    Estimado señor, ha dejado un texto enriquecedor, no soy vegetariana pero adoro los vegetales y entiendo que su articulo esta perfecto y por sobre todo admiro su honrades.

  3. AHAVÁ   •  

    HOLA: EXCELENTE!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! TE RUEGO ME DES + INFO SOBRE Q SEMILLAS CULTIVAR Y COMO HACERLO. LA PAGINA Q PONÉS ES EN INGLES Y HAY Q PAGAR. SOY MEDICA C ESPECIALIDADES EN PSICOANALISIS Y PSIQUIATRIA. ES VERDADERO TODO LO Q DECÍS. QUEBRÉ ECONOMICAMENTE HACE UNOS AÑOS X UNA MUY GRAVE ENFERMEDAD. SOMOS VEGETARIANOS. NOS GUSTARIA COMPRAR UNA CHACRA, PERO NO TENEMOS EL DINERO, Y HACER DESDE LA CASA C PERMACULTURA, DE FORMA ECOLOGICA Y AUTOABASTECERNOS.ES NUESTRO SUEÑO. NO SABES DONDE SE COMPRAN SEMILLAS DE SOJA NO TRANSGENICAS? EN BUENOS AIRES-ARGENTINA, NO ENCUENTRO. APRENDO DE TODO Y DE TODOS. ASI Q LO Q ME PUEDAS APORTAR SERÁ BIENVENIDO. MUCHAS GRACIAS. TE DESEO TODO LO MEJOR: AMOR, PAZ, LUZ, ALEGRIA, SABIDURIA, PROSPERIDAD. CONTA SIEMPRE CONMIGO. 054-11-4-760-3231 v_v_hineni@hotmail.com VIVO EN BUENOS AIRES.

  4. Pingback: Calumet nos ha dejado…

  5. pabarerama   •  

    Gracias Calumet, sin duda la experiencia es la madre… gracias por compartir tu sabiduría! Consumo quinoa regularmente y quisiera tener un consejo o recomendación tuya de como germinar esta maravillosa semilla!!

    Salud y vida larga! un abrazo desde Chile!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *