El “truco” de Pareto y cómo puede beneficiarte en tu vida cotidiana

Compartir:

ley-pareto-min

Hoy vamos a ver un sencillo “truco” que nos ayudará a mejorar nuestra productividad personal en múltiples ámbitos de la vida cotidiana (laboral, relaciones personales, estudios, etc etc… ). El principio o ley de Pareto, conocida popularmente como la regla del 80-20, fue enunciada por primera vez por Vilfredo Pareto, el cual detectó un patrón en la sociedad de su tiempo: El 20% de la población detentaba el 80% de la riqueza, mientras que el 80% debía de conformarse con el 20% de la misma. Según parece, este principio es extensible (funciona muy bien) a muchísimas situaciones particulares de la realidad política y económica… y ha llegado a popularizarse en el mundillo del coaching y la productividad personal (hacer más con menos). Veamos un ejemplo práctico de un tipo que observó cómo Pareto se cumplía en la actividad del envío de CV a empresas, lo que le permitió centrarse en lo relevante y ser más eficiente: Pareto y la búsqueda de trabajo. La idea emerge bien clara: si el 80% de unos resultados son producidos por un 20% de causas, ¡¡coño, enfócate en ese 20% y no pierdas el tiempo en lo irrelevante!!

Hay muchas otras situaciones donde parece funcionar esta ley, porcentaje arriba, porcentaje abajo; se trata de identificarlas y actuar en consecuencia para no malgastar nuestro precioso tiempo, que al fin y al cabo es nuestro recurso más valioso. En el siguiente vídeo nos lo explican con mayor detalle:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *