El niño sin techo que usa la luz de un McDonald´s para hacer los deberes

Compartir:

Esta es la típica historia conmovedora de superación personal que se difunde con gran éxito apelando a la fibra sensible que casi todos tenemos: Alguien pasea de noche por la calle y toma una fotografía de un niño sin techo haciendo sus deberes bajo la luz de un McDonald´s. Como quiera que encuentra la escena muy emocional e inspiradora, decide compartirla en Twitter, consiguiendo que se haga viral y que mucha gente sienta empatía por Daniel (el nombre del niño). Incluso llega a crearse una campaña de crowdfunding para pagarle los estudios al muchacho.

La verdad es que no sería la primera vez que nos encontrásemos ante un montaje viral orquestado por motivos ideológicos, comerciales o vaya usted a saber. Pero independientemente de su autenticidad o falsedad, yo no veo que esto sea ningún ejemplo para nadie. Me parece repugnante que un niño no tenga recursos suficientes para llevar una vida digna y que tenga que recurrir a un Mc Mierda para poder obtener luz artificial. Y más grotesco me resulta el mensaje que quieren transmitirnos con esta imagen, más propio de un libro de autoayuda barato del Carrefour: Con esfuerzo y disciplina todos podemos superar cualquier situación, pobreza incluida. Si continúas siendo pobre, no te quejes. No te has esforzado lo suficiente.

En fin, lo de siempre… qué fácil es responsabilizar al pobre de su desgracia y evitar debatir sobre la injusticia social producida por este sistema inhumano. Pero la historia es buena, ¡¡ehh!!

deberes-mcdonalds

Fuente: dailymail.co.uk


1 comentario

  1. Hinolita   •  

    Esta es la pura verdad, es el pobre el que tiene que hacer circo para vivir y salir adelante, los ricos están bendecidos por dios y las cosas les salen bien porque son buenos. ¡Vete a saber que iniquidades habrán cometido o piensan cometer los pobres! Siempre aflorando las connotaciones del buenismo. Es un insulto que sea la sociedad, las personas anónimas las que suelten lo que hace falta para ayudar a los necesitados cuando los impuestos están para distribuirlos adecuadamente y cubrir las necesidades de la ciudadanía. Antes que armamento o monumentos está la educación, la vivienda y la sanidad. Y son bastante más baratos. También hay que tener muy claro que son las masas pobres las que engordan las arcas de los ricos. El dinero y la riqueza no surgen por generación espontánea para unos cuantos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *