El mito de los deberes: ¿Por qué son perjudiciales para el aprendizaje y la convivencia?

Compartir:

deberes

Recuerdo los deberes del cole como una odiosa tarea que me ponía muy mal cuerpo y que me sustraía horas de juego, amén de suponer “tensiones” recurrentes con mi padre. De esto hace ya muchos años. Hoy en día, el tema parece haber empeorado: Varios amigos míos se quejan de la excesiva carga de trabajo escolar que sus hijos pequeños deben realizar en casa. Si a eso le añadimos horas de televisión y actividades extraescolares a cascoporro (algunos padres se pasan tres pueblos… ), ¿qué tiempo le queda a las criaturas para jugar?.

El pedagogo Alfie Kohn, autor de varios libros y gran crítico del sistema educativo actual, no se cansa de denunciar el perjuicio que produce los deberes del cole en el aprendizaje del niño y en la convivencia familiar:

Carga para las familias
Estrés para los niños (doy fe)
Un conflicto familiar
Menos tiempo para otras actividades
Menos interés por el aprendizaje

De todo esto habla Alfie Kohn en su último trabajo, “El mito de los deberes: ¿Por qué son perjudiciales para el aprendizaje y la convivencia”: En virtud de dicho mito la gente cree que los deberes aportan al niño valores positivos tales como la disciplina, responsabilidad, etc… además de favorecer el proceso del aprendizaje. Pues bien, en el libro nos dicen (en función de los resultados de ciertos estudios e investigaciones) que no es así, que estábamos equivocados: “los deberes no proporcionan ningún beneficio académico para los alumnos de primaria y existen serias dudas sobre si son recomendables para los estudiantes de secundaria”.

La polémica está servida: ¿Deberes sí o deberes no?. ¿Sería irresponsable plantear la eliminación total de los deberes?. ¿En el término medio está la virtud?. Para ampliar información sobre este trabajo de Alfie, os remito al Blog Alternativo, El mito de los deberes: ¿Por qué son perjudiciales para el aprendizaje y la convivencia?. Y para los que no tengáis problema con el inglés, echad también un ojo a este vídeo del señor Kohn: http://youtu.be/zAmsSOm6Ksw


1 comentario

  1. Angel   •  

    Muchas gracias por hacerte eco de este tema que nos preocupa tanto a los que somos padres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *