El gimnasio municipal de Malón (Aragón)

Compartir:

Estos dos mozos (¿una versión afgana de Roberto Alcázar y Pedrín?) no son ni de Malón ni de Valdemoro…

 

El otro día me enteré de lo que cuesta utilizar los gimnasios municipales de Valdemoro (donde nos hemos mudado recientemente). Un bono de 20 sesiones (media hora cada sesión) viene a salir por unos 15 euros, siempre que obtengas un carnet especial para empadronad@s. Supongo que limitar cada sesión a media hora escasa responde al tema de las masificaciones…no lo sé. El caso es que alguien que vaya a diario (de lunes a viernes) y permanezca un mínimo de una hora en el recinto, pagará treinta euros al mes. Treinta euros…ufff, qué pereza. Pero no acaba ahí la cosa. Resulta que en el Body Factory te puedes sacar un bono anual por 360 euros, siempre que vayas antes de las 5 p.m. Eso supone…¡¡30 euros al mes!!. Sin límite de tiempo…con monitores, con derecho a usar sauna, piscina, clases colectivas…etc. De nada, Body Factory…

 

Conclusión: los gimnasios municipales de Valdemoro y sus tarifas me parecen una mierda como un piano y una tomadura de pelo.

 

Y ahora viene la historia. Hace más de un año, Malón, un pequeño municipio aragonés, estrenó un gimnasio gratuito para el vecindario (durante un año…después se establecería una cuota mensual simbólica de seis euros). Ahí va un extracto del artículo que publicaron en su día en el Periódico de Aragón :

“Un gimnasio para un pueblo de 600 personas. Esta es la nueva oferta lúdica que han estrenado este mes los vecinos de Malón, que cuentan con un completo espacio de culto al cuerpo. Ubicado en un local municipal, en el antiguo edificio del casino, cuenta con más de 30 máquinas de musculación.

La iniciativa se propuso con la idea de un profesor de culturismo, vecino natal de Malón, que comunicó al equipo de gobierno municipal la opción de comprar todo el material del gimnasio de segunda mano y por el precio de 1.800 euros. Según explica el primer edil, Alberto Mesa, “la oportunidad era muy buena así que nos decidimos porque creemos que es un nuevo servicio para el municipio y, sobre todo, un nuevo atractivo para los jóvenes de la población”

 

Me encantan estas historias sobre iniciativas imaginativas que tratan de mejorar las vidas de las personas. No obstante…si alguien de Malón nos lee, estaría bien que nos contase qué tal les va con su flamante gimnasio.


1 comentario

  1. muy bueno el articulo y muy buena la información, por cierto… buen blog :D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *