Diez ideas para hacer deporte gratis

Compartir:

deporte-gratis-min (1)

Practicar deporte y no gastar dinero es algo perfectamente compatible. Yendo más lejos, incluso podríais plantearos obtener gratis material deportivo usado en algún grupo de Freecycle o similares, pero nos vamos a centrar exclusivamente en la actividad propiamente dicha. Así que ahí vamos con diez ideas para hacer deporte de forma gratuita:

1) Circuitos biosaludables: El número de parques biosaludables se ha incrementado de forma importante en nuestras ciudades y municipios. Una gran mayoría están pensados para la tercera edad, pero podemos encontrarnos circuitos de mayor exigencia física.

2) Rocódromos gratuitos: Si te gusta la escalada podrás disfrutar de los rocódromos urbanos gratuitos de ciudades como Madrid.

3) La primera clase o sesión gratuita: Muchos gimnasios y asociaciones deportivas ofrecen una primera clase o sesión gratuita, a modo de prueba. Por ejemplo, cerca de donde yo vivo hay un gimnasio de artes marciales donde puedes probar una clase de Muay Thai sin coste. Evidentemente, si quieres repetir tendrás que apuntarte y pagar la cuota del mes, pero tu sesión gratuita ya no te la quita nadie.

4) Boxeo gratis: Si vives en Barcelona tienes la oportunidad de aprender a boxear sin soltar un euro con Javier García Roche, el chatarrero loco.

5) Programa de gimnasia al aire libre con monitores titulados: En la Comunidad de Madrid lleva activo desde hace varios años el programa enforma, un programa gratuito de actividades físicas gratuitas y guiadas por profesionales del deporte.

6) Montar en bicicleta en el Parque Juan Carlos I de Madrid: Una iniciativa municipal para que los visitantes puedan disfrutar pedaleando de todos los rincones del parque. El Parque Juan Carlos I dispone de un itinerario trazado especialmente para este deporte y debidamente señalizado, por el que recorrer todos sus rincones. El préstamo de las bicicletas es totalmente gratuito.

7) Nadar en piscinas naturales: Si no vives cerca de la playa quizá tengas a mano alguna piscina natural donde refrescarte y hacer algo de natación. En la Comunidad de Madrid tenemos unas cuantas.

8) Hacer running: Esto del “running” es lo que de toda la puta vida se ha conocido como “salir a correr”. Bien es cierto que en estos tiempos la actividad se ha visto envuelta en una estresante espiral consumista, pero si nos abstraemos de esas gilipolleces solo deberíamos afrontar el desgaste calzado y poco más. Y si no te motiva ir a correr solo, siempre puedes recurrir a las nuevas tecnologías para encontrar gente con la cual compartir deporte.

9) Hacer senderismo: Más relajado que salir a correr, el senderismo se adapta a todas las edades y condiciones físicas. En internet podrás encontrar rutas próximas a tu ciudad e incluso grupos de gente que organizan itinerarios senderistas abiertos a cualquier interesado (funcionan mucho con el recurso del coche compartido).

10) Montarse el gimnasio en casa: Con algo de creatividad y objetos domésticos de uso cotidiano puedes montarte un gimnasio en tu propio hogar. Casi nada…

 

Si se os ocurre alguna otra idea ya sabéis que somos todo oídos…


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *