Desahuciados por sorpresa… y el perro, llevado a la perrera

Compartir:

No doy crédito a estas cosas. El nivel de hijoputismo al que estamos llegando da fe de una sociedad fracasada, incapaz de cumplir unos estándares mínimos de humanidad. Este modelo no sirve… es tan sencillo como eso. Pero lejos de plantearse su sustitución por otro, en el que las personas estén por encima de la codicia de cuatro mal nacidos, se han empecinado en agotarlo hasta que nos estalle en la cara. Hasta entonces, el número de víctimas sigue creciendo sin pausa.

Una familia de Móstoles se ha encontrado su casa con la cerradura cambiada y una nota de la comisión judicial informándoles de su desahucio, cuya fecha de ejecución desconocían. Sus cosas se dan por “abandonadas” y su perro es llevado a la perrera. Otra historia de desahucios… a ver cuándo se revierte la situación y les desahuciamos a ellos…

Ésta es la historia de Teresa y Manuel, pareja de Móstoles : Usted está desahuciado y su perro, en la perrera


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *