Consumismo en el deporte aficionado y sobrepeso: El caso de Stephen Want

Compartir:

running-consumismo

El tipo de la imagen, con un buen puñado de kilos de más, se llama Stephen Want, de Australia. Parece ser que en las redes sociales se le está ridiculizando por la doble circunstancia de su sobrepeso y por utilizar equipamiento deportivo de marca bastante caro. Pues bien, el señor Want ha conseguido finalizar un Ironman completo, una de las pruebas más duras del mundo mundial (3,86 km nadando, 180 km en bicicleta y 42,2 km corriendo). No hace falta decir que la mayoría de los mortales no seríamos capaces de terminar un Ironman ni en sueños. Además, siendo un deportista aficionado conocido en Australia, es muy probable que las marcas le patrocinen y hayan pagado la equipación, con lo cual las críticas perderían todo su sentido…

Bien es cierto que la estupidez consumista se ha consolidado en el mundillo del deporte aficionado, lo cual puede ser todo lo censurable que se desee (recuerdo los tiempos en que para salir a correr solo necesitabas unas zapatillas y ganas). Pero añadir el sobrepeso (especialmente el de Stephen Want) como elemento reprobable, con el fin de reforzar la crítica anticonsumista, ha sido una cagada monumental. Al final es lo de siempre… gente que necesita burlarse de los demás para sentirse menos desgraciados de lo que son…

Más información sobre el señor Want en iberobike.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *