Cómo sobrevivir al calor veraniego sin gastar pasta

Compartir:

¡¡Ozú, qué calor más cabrón el que estamos sufriendo durante estas jornadas veraniegas!!. En las horas más calurosas del día, las almas temerosas de Dios Sol permanecen en sus casas sin atreverse a pisar la calle, utilizando todos los recursos disponibles (aire acondicionado, ventiladores…) para combatir la implacable canícula. Pero esto es Sindinero, aquí no podemos permitirnos apechugar con las abusivas tarifas eléctricas decididas por nuestros caciques… ni pagar la entrada de la piscina municipal. ¿¿Qué hacemos entonces?. Tomad nota (se agradece más aportes) :

Centros comerciales : Nunca pensé que os iba a sugerir que entráseis en un centro comercial, pero siendo un asunto de vida (estar fresquitos) o muerte (golpe de calor, asfixia…), sabréis perdonarme. Sí, amigos… en los centros comerciales hay aire acondicionado, y es gratis. Llevaos un buen libro y acoplaos donde podáis… y si podéis permitiros un café en alguna terracita, no tengáis reparo en alargarlo al máximo. Esta recomendación también es extensible a bibliotecas y otros sitios públicos similares.

El abanico de la abuela : Entrañable y eficaz, con el abanico de la abuela conseguiréis dos cosas (además de alivio). Fortalecer el brazo por un lado y enviar un mensaje de fuerza a las compañías eléctricas (no transcribo el mensaje por decoro), por otro. Y si sois unos fanáticos del DIY (Do It Yourself), apuntaos esta página : cómo hacer un abanico de papel.

Piscinas naturales : La mejor alternativa “sindinero” a las piscinas convencionales. Algunas son espectaculares, como las de “Los Pilones”, en el Valle del Jerte (Cáceres). Investigad qué hay por vuestra región… en la Comunidad de Madrid, por ejemplo, existen unas cuantas zonas naturales donde disfrutar del agua sin pagar entrada : piscinas naturales en Madrid. Por cierto, nuestra solidaridad con los sufridos vecinos de Valdemoro.

Emular a Carmen Maura en la escena de la manguera de La Ley del Deseo. También sirven aspersores y otros sistemas de riego automático.

Juegos eróticos con hielo : Aunque la cosa va a terminar en calentón igualmente, vuestras zonas erógenas agradecerán un descenso térmico momentáneo.

Estar en pelotas : Esto lo recomendamos para estar en casa, obviamente. Las prendas de vestir, por muy livianas que sean, siempre producirán un calor extra.

El truco de la toalla en el congelador : Para casos extremos. Se coge una toalla y se empapa en agua. Se escurre bien y a continuación se mete en el congelador. Al cabo de un rato la sacamos y nos cubrimos el cuerpo con ella. Repetid la operación las veces que sean necesarias.

Otras recomendaciones son bienvenidas… ¿cómo os apañáis para sobrevivir a estos calores infernales?.


7 comentarios

  1. Nele   •  

    En casa abrimos dos ventanas (¡o las que se puedan!) que estén enfrentadas para crear corriente por toda la casa. Sujetando las puertas con una silla para que no haya portazos y guardando papelorios y demás objetos con instintos voladores, se consigue un vientecico bastante confortable.
    Eso sí: a ventana abierta festín de mosquitos.

  2. Claudio   •  

    En tu zona hay corriente!! T_T

    No en serio, estoy de acuerdo con todas las opciones salvo con la toalla del congelador y con la de estar 100% en pelotas.

    Argumento toalla congelador: fresquito estarás, eso es innegable, pero el congelador cada vez que lo abres y lo cierras es forzado a consumir energía extra para volver a la temperatura ideal, así que lo mismo te saldrá más caro el collar que el perro.

    Argumento pelota picada: para los que han vivido en la costa sabrán que el calor húmedo es una putada, no solo hace calor, sino que se una capa de humedad se te pega y evita que el sudor transpire dándote una sensación de agobio y calor extremo. Con una capa de ropa sobretodo con ropa fina y cuando NO corra aire, conseguirás que aunque sientas calor, porque eso no desaparece, la sensación sea ligeramente menos molesta que si estuvieras empapado en sudor.

  3. Pingback: Cómo sobrevivir al calor veraniego sin gastar pasta

  4. Monica   •  

    Clasico infalible: ventilación a la romana ( imperio romano ) habra uste todo las ventanas porla noche y a la mañana cierre a cal ycanto con persienas bajadas y toldos. Para evitaren encender las luces porque dan calor y gastan…dejar unas rajitas subidas en las persienas.
    Pasas a vivir como un vampiro, pero tiene su aquel …..

  5. virginia   •  

    de acuerdo con Mónica, del comentario de arriba. Y además yo tengo un bote de fufú de 60 céntimos de los chinos (gratis del todo ya no es, pero bueno…..) y me voy echando agua de vez en cuando….. Creo que después de 4 años, ya yo he amortizado (el fufú, digo)

  6. MUNTXETA   •  

    Uso un vaporizador de agua y lo rocio por delante del ventilador, el efecto es como de aire acondicionado, pero hay que estar dándole al vaporizador todo el rato.

  7. DeepRed82   •  

    Desde hace un par de veranos, uso un truco buenísimo para aguantar el calor. Combino ventilador y un bote de spray con agua.

    El ventilador, muchas veces es insuficiente, pero basta con humedecernos la piel ligéramente, y el poder refrescante del aire se multiplica. Puedes rociarte cada medio minuto o cada dos, dependiendo de la persona hasta cada cinco o más, dependiendo también cuanto te humedeces. Además, el bote te aguanta todo el día sin agotarse, ya que vaporizas muy poca agua.

    Puesto que te lo enfocas a ti mismo, no hay riesgo de estropear aparatos electrónicos. Si no existiera ese riesgo en el entorno a refrigerar, venden ventiladores con diseminador integrado por unos 80€ y el consumo eléctrico es muy similar a un ventilador tradicional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *