Cómo improvisar un pañal de emergencia

Compartir:

Quedarse sin pañales una noche por la madrugada es una de las experiencias más desesperantes que pueden sufrir unos padres. Si nos sobreponemos a los llantos del bebé y recuperamos la calma, es posible adoptar alguna solución de emergencia y salir del paso con la cabeza bien alta. Dicha solución pasa por improvisar un pañal, lo que puede hacerse con un trapo o toalla de la siguiente manera (visto en el libro de Jason Roberts, “Como solucionar casi todo, paso a paso”) :

– Se dobla el trapo (o toalla) formando un cuadrado. Luego se dobla dicho cuadrado y formamos un triángulo (1).

– La parte superior del triángulo (la que forma 90 grados de ángulo) la doblamos (2) hasta que el vértice toque la base. A continuación doblamos los lados del triángulo hacia el centro (4 y 3), de tal manera que los tres vértices se toquen.

– Con unos imperdibles sujetamos los tres lados del triángulo que ha quedado en el medio. Es fácil deducir por qué agujeros se introducen las piernas del bebé…

La explicación deja mucho que desear, lo sé. Pero entiendo que la tarea es intuitiva y extremadamente sencilla (hasta yo he sido capaz de fabricar una especie de pañal con la toalla de la ducha… eso sí, para luchadores de sumo). Aquí tenéis un croquis para que veáis que esto no es física cuántica :

Por otra parte, también puede utilizarse una camiseta vieja para improvisar ese pañal de emergencia. El tutorial ilustrado del link anterior os explica el (muy sencillo también) proceso. ¡¡Así da gusto!!.

Lo dicho, no hace falta ser Mc Gyver para sobrevivir a una de estas experiencias nocturnas. Pero mejor no repetirlas muy a menudo…


2 comentarios

  1. Maria Dolores   •  

    Hola, me ha hecho gracia que la mamá, haya tenido que explicar al resto de madres jóvenes claro está, cómo hacer un pañal de emergencia; esto sucede porque sois jóvenes y nunca los vieron usar a sus madres; yo vi a mi madre ponerlos a mi hermano que tiene casi 50 años, y esos eran los únicos pañales que habían; yo con mi hija que tiene 20 años ya usé dodotis y demás….
    Pues les añado que a ese pañal de tela, (que los siguen vendiendo y los utilizamos para los buches cuando eructan), le colocábamos “un pico”, que así les llamábamos, y que es otro triángulo de plástico blanco, que colocamos encima para que “no se cale”,a la ropa.

    Trabajo de matrona en un centro de salud, y gracias a ésta madre, les enseñaré a las mias a hacerlo por si acaso.
    Un saludo para ellas y todas las que lo lean.

  2. Maria Dolores   •  

    Ah!!, el pico es cómo un bikini de los que se atan a cada lado. Si lo desatas y lo extiendes tiene forma cómo de reloj de arena ( más o menos ) 0 sea un triágulo delante y otro detrás.., pues se unen las dos partes y atan a ambos lados… y listo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *