Cómo hacer una bolsa de gel frío-calor para los golpes

Compartir:

bolsa-gel-frío

¿Te has pegado un mamporrazo y necesitas bajar la hinchazón? ¿O en vez de frío precisas aplicar calor (*)? Entonces te vendrá de perlas una bolsa de gel frío-calor, cuya fabricación casera es facilísima… solo requiere unas bolsas de plástico, agua y alcohol. Eso sí, aunque es cierto que el alcohol de quemar es más barato que el medicinal, su uso no es aconsejable por contener metanol, elemento bastante tóxico. Dicho lo cual, os presentamos el vídeo-tutorial:

(*) Para aplicar calor hay que sumergir la bolsa en agua caliente y esperar a que absorba el calor.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *