Cómo hacer pintura plástica casera

Compartir:


Foto: Planeta

Muchas gracias a Miguel Francisco por compartir con nosotros este tutorial, Cómo hacer pintura plástica casera. Copio-pego tal cual nos lo envía… vamos a ello:

Normalmente cuando vas a una tienda de pinturas (de pintura de pared o de pintura para manualidades) nos ofrecen montones de tipos de pinturas, tantos que no sabemos cuál escoger… pues bien, yo que estoy metido en estas cosas te puedo decir que hay mucho cuento chino en esto porque básicamente sólo hay dos tipos de pintura (hablo de pintura normal para pintar sobre pared, madera, etc…).

1- Hay 2 tipos de pintura: de base de aceite y de base de agua (la base es por decirlo de alguna manera el medio en el que se ponen los demás ingredientes).

2- Yo te voy a hablar sólo de cómo hacer pintura de agua porque no sé la fórmula de la pintura de aceite. La pintura de agua se puede utilizar sobre soportes que sean porosos directamente (madera, pared por ejemplo). Si se quiere usar sobre superficies satinadas (metal o plástico, por ejemplo) podemos dar dos manos de cola blanca sin diluir y luego la pintura plástica agarra perfectamente, aunque para su conservación es una buena idea dar un barnizado posterior con látex, porque de lo contrario es fácil que se arañe la pintura, ya que la superficie satinada no sujeta la pintura.

En las tiendas venden un producto que sirve para poner sobre superficies satinadas antes de pintar con pintura plástica (pintura de agarre se llama), pero con cola blanca sin diluir va perfecto y es más económico.

3- La pintura de aceite se agarra bien sobre superficies satinadas o porosas, da igual porque el aceite se pega bien a las superficies de todo tipo (siempre que las hayamos desengrasado antes con alcohol o jabón y agua, o ambas cosas).

4- Hay productos que sí es mejor comprar en las tiendas porque son productos muy específicos, como por ejemplo productos que protegen del óxido o productos que hacen que el metal oxidado se vuelva un bloque y no se deshaga. En fin, quiero decir que no todos los productos de las tiendas son un engaño, pero muchos otros sí lo son (o casi).

5- La pintura plástica casera tiene la ventaja, sobre todo, de que puedes controlar su calidad, con lo que es posible controlar tanto el color como la textura, así como la fuerza que tiene. En cuanto a precio habría que calcular y no sabría decir bien si es más barato o más caro… para una chapucilla casera casi es mejor comprar la pintura ya hecha, porque hacerla es un engorro… yo ofrezco esta idea más para aquellos que quieran usarla de manera artística, por ejemplo para pintar una pared de interior (si queremos controlar el resultado) o para pintar cuadros artísticos… ya te digo, para usos puramente domésticos tal vez es mas sencillo comprar la pintura.

6-Ingredientes:

1- Agua (el medio)
2- Pigmento (el color)
3- Cola blanca (el aglutinante)
4- Carbonato cálcico o sulfato cálcico (la carga)
5- Materiales para añadir textura

De estos ingredientes podemos prescindir si queremos del 5 e incluso si me apuras del 4 (aunque es mejor que no).

El agua como ya te dije es para poner todo lo demás; el pigmento evidentemente es lo que da color. Hay una tienda muy buena en Madrid que se llama RIESGO, que vende muchos tipos de pigmentos a diferentes precios, ellos incluso te informan de sus cualidades, son muy profesionales y te pueden hacer envíos a casa de lo que compres.

Los pigmentos orgánicos es mejor no usarlos porque el color se deteriora con el tiempo así que es mejor usar pigmentos minerales.

La cola blanca es para que la pintura se pegue a la superficie. Se puede usar también una cosa que se llama látex (en algunos sitios te ofrecen látex y cola blanca como una misma cosa pero no, no es lo mismo, la cola blanca como su nombre indica, es blanca cuando la compras y el látex es “transparentoso”, translúcido… el látex se suele usar como barniz ya que al ser más transparente no cambia los colores; la cola, además, si se usa como barniz se pone pegajosa al tocarla, así que para hacer la mezcla yo recomiendo cola blanca y para barnizar se puede usar látex perfectamente).

El carbonato o el sulfato sirven para dar más cuerpo a la pintura, pero también son importantes por su color blanco; hacen como una “cama” para el pigmento de manera que el color se puede ver gracias al blanco del carbonato o del sulfato. En restauración se usa el sulfato, así que se puede decir que es de más valía que el carbonato, pero ambas van bien, además el carbonato sirve para proteger el pigmento y para que la superficie de pintura una vez seca ofrezca mayor resistencia a los cambios de temperatura que afectan a la superficie pintada.

A la mezcla se le puede añadir otros materiales (se puede experimentar) para darle una textura táctil (arena de playa, serrín, etc); hay que tener en cuenta que se debe añadir en estos casos un poco más de cola blanca para que estas partículas se agarren bien al conjunto de la pintura.

¿¿Qué cantidades pongo??: Pues lo mejor es probar, se puede hacer a ojo sin problema y se aprende a calcular con la práctica. Pues eso es todo… si te queda alguna duda me dices.

Bibliografía:

Un libro supercompleto para hacerse uno mismo materiales de pintura artísticos

“los materiales de pintura y su empleo en el arte”
Max Doerner
ED/Reverté S.A


1 comentario

  1. jorge   •  

    Hola! buenísima idea y ayuda! pero cuales son las cantidades por material? o es al ojo?
    gracias y saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *