“Comida por basura” : trueque y reciclaje en Ciudad de México

Compartir:

Este programa lleva operativo desde marzo de este año, y está resultando todo un éxito en Ciudad de México. Veamos de qué va la cosa :

– Se trata de un programa de educación ambiental promovido por la Secretaría del Medio Ambiente del Gobierno del Distrito Federal, cuyo objetivo es concienciar a la población sobre la necesidad de reciclar los residuos sólidos producidos en los hogares. Y es que la Ciudad de México (tiene una población de 20 millones de almas) genera aprox. 12 mil toneladas de residuos sólidos de los cuales apenas 12% son reciclados.

– La gente es invitada a acudir al mercado de trueque para intercambiar su basura (máximo permitido de 10 kg de residuos por persona) por puntos verdes que pueden canjearse a su vez el mismo día por productos agrícolas locales. Es un incentivo que parece estar funcionando muy bien, a tenor de los resultados obtenidos. Destacar que previamente es necesario lavar, secar, compactar y separar los residuos… no se trata de llevar el material al mercado de cualquier forma.

– Sólo en la primera edición del mercado de trueque, se recolectaron 11 toneladas de residuos reciclables entre vidrio, tetrapack, PET, aluminio, papel y cartón… que fueron intercambiados a través de cupones por 3,5 toneladas de alimentos agrícolas locales (acelgas brócoli, cilantro, coliflor, cebollín, epazote, espinaca etc etc). Es decir, si he calculado bien, por 5 kg que llevas puedes obtener 1,6 kg de comida (así a lo bruto… ). Puede parecer poco, pero hay otras recompensas añadidas que no hace falta que comente…

No estaría mal que en España surgiesen iniciativas similares. Igual a algún responsable se le enciende la luz…

Más información en Mercado de Trueque

Y un reportaje de la CNN sobre este proyecto medioambiental (vídeo incluido) : ‘Trash for food’ at Mexico City barter market


1 comentario

  1. Pitusa   •  

    Estupendo, es una buena idea. En España, concretamente en Pamplona, hace más de un año se aplicó el mismo procedimiento: ¡entradas para el cine! a cambio de envases. Disponemos de contenedores diferenciados en cada esquina y la gente no separa la basura, pero para las entradas del cina juntaban todo lo posible, se iban a un chino a comprar vasos y platos de plástico para el contenedor, por cada elemento, o x elementos, recibián puntos; no es preciso comentar las disputas entre la gente de las colas. Cambiaron de lugar las máquinas recolectoras y en lugar de entradas para el cine se dan bonos para el autobús, el método sigue siendo el mismo.
    No creo que esta sea una forma de incentivar una buena educación social. Un paternalismo fuera de lugar. Suiza, pais maravilloso, el incentivo es una multa ejemplar, os puedo asegurar que se recogen hasta los rabos de las cerillas. Haceuarenta años que el agua de sus lagos casi se puede beber y los peces son comestible, las ciudades están como espejos y nadie se queja. Responsabilidad es lo que hay que estimular y está muy claro que los adultos sólo responden si se les toca el bolsillo. Os puedo asegurar que ya casi no hace falta poner multas porque la gente lo entendió a la perfección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *