Comida para necesitados destinada a otros fines : Bancos de Alimentos poco éticos

Compartir:


Una imagen que contrasta con la ética de algunos Bancos de Alimentos.

Últimamente han aparecido algunas noticias muy preocupantes que afectan a la credibilidad de algunos Bancos de Alimentos. Se trata de casos en los que la comida de beneficencia destinada en principio a los más desfavorecidos, termina siendo desviada de su objetivo original de forma vergonzosa. Quiero pensar que son casos aislados y no prácticas generalizadas… en cualquier caso, los Bancos de Alimentos tienen el deber moral de controlar (hasta donde puedan) el destino final de la comida donada. Si se descubriese que dichos víveres (para gente NECESITADA, insisto) se dedican a otros menesteres, sólo tienen que dejar de trabajar con las organizaciones que incumplen y denunciarlas. Pero no es tan sencillo… ahora veréis por qué (con la Iglesia nos topamos nuevamente) :

El Banco de Alimentos de Valladolid entrega comida a la asociación antiabortista Crossroads. La asociación Crossroads está realizando el camino de Santiago para fomentar “la cultura de la vida” y recoger firmas contra el aborto. A su paso por Valladolid reciben comida del Banco de Alimentos de la ciudad. Es decir… niñatos ultracatólicos se van de vacaciones y en vez de ir a restaurantes o adquirir comida en un supermercado, ¿¿se apropian de la comida de los pobres??. Suena muy cristiano, sí señor. La entrega la realizó Fernando Navarro, del Banco de Alimentos de Valladolid.

Monjas dan comida de beneficencia a estudiantes que pagan 660 euros al mes. Atención a la noticia… turbadora y nauseabunda a más no poder. “La Residencia Universitaria Femenina Madre Teresa Rodón, gestionada por la congregación de las Franciscanas de Nuestra Señora del Buen Consejo, lleva más de diez años recibiendo comida del Banco de Alimentos de Granada como si fuera una entidad benéfica y sirviéndola a medio centenar de estudiantes que pagan entre 590 y 660 euros mensuales por el alojamiento y la manutención.”

De acuerdo… sólo son dos casos aislados, sin ninguna conexión. Una golondrina no hace primavera. Sin embargo, a mí por lo menos me pone en alerta sobre la falta de control que puede haber en los Bancos de Alimentos. O peor incluso, en el caso de que los responsables de los Bancos conozcan los hechos e incluso contribuyan a su gestación. A veces tengo la sensación de que la corrupción e inmoralidad de nuestra clase política sólo es reflejo de la sociedad en que vivimos


3 comentarios

  1. Pingback: Bancos de Alimentos poco éticos que utilizan la comida de los necesitados para otros fines

  2. Lidia   •  

    Lo de Granada lo vi en las noticias y no me sorprendió, allí de las residencias femeninas de monjas (que hay varias) se escucha de todo. De hecho, esta no es la única que sirve comida de la beneficencia a las niñas (usando el dinero de las mensualidades para comer ellas a cuerpo de rey). En otra, cuya congregación tiene otra residencia masculina obligan a las niñas a limpiar la residencia entera mientras que en la masculina tienen servicio de limpieza. Cosa que yo no haría ni loca si estoy pagando 500€ al mes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *