Cobayas humanas : ganar dinero alquilando tu cuerpo a la ciencia

Compartir:

Mengele y su colega buscan voluntarios para probar nuevo fármaco. Buena remuneración y muy buen rollo…

Otra simpática manera de ganarse unos eurillos consiste en participar como voluntari@ en ensayos clínicos de distinta naturaleza. Los ensayos varían en función de lo avanzada que esté la investigación del fármaco en cuestión, y siguen un riguroso protocolo que en teoría protege los derechos de l@s participantes. Normalmente l@s voluntari@ son estudiantes universitari@s (de medicina, sobre todo), ya que tienen mayor acceso a la información de convocatorias, pero también hay mucha gente no estudiante (especialmente en época de exámenes). A la hora de reclutar piden buen estado de salud (que verifican con pruebas médicas), y el rango de edad oscila entre 18 y 40 años.

En cuanto a la pasta, el “pellizquito” varía en función de muchos factores (necesidad de internamiento, duración, número de visitas…), y es muy difícil estimar cifras. Una tal María cuenta su experiencia en un artículo de elmundo.es, y dice que recibió 50.000 pts por probar un par de antibióticos (la chica tan contenta). Más testimonios de cobayas humanas aquí.

Por lo que sabemos, en España no ha ocurrido ningún incidente de relieve, pero en una clínica londinense seis hombres entraron en coma tras recibir la inyección de una nueva medicina (con el atractivo nombre de “TGN1412”), lo que nos hace pensar que nunca pasa nada…hasta que sucede. Evidentemente, la mayor parte de las personas que se prestan a arriesgar su salud lo hacen por la “música” ($), y no por amor al desarrollo científico. Necesidad obliga. De esta manera las farmacéuticas disponen de cobayas humanas a muy bajo precio, y realizan las pruebas clínicas que necesitan para desarrollar sus productos, con el noble objetivo de mejorar sus cuentas de resultados…¡¡Todo por la ciencia!!