Cisnes negros, los sucesos imprevisibles que cambian nuestras vidas

Compartir:

cisne-negro

Estoy a punto de terminar el libro “El Cisne Negro, el impacto de lo altamente improbable” (de Nassim Nicholas Taleb), un trabajo que sin duda no deja indiferente a nadie. Se trata de una teoría que explica el papel de los eventos denominados “Cisnes Negros”, sucesos altamente improbables e imprevisibles, de consecuencias de gran magnitud, ya sean positivas o negativas. Veamos unos ejemplos:

Ejemplos de cisne negro positivo: El éxito de Harry Potter, Google, Facebook… (¿cuántos previeron en lo que se convertiría el buscador de Google al comenzar su actividad?)

Ejemplos de cisne negro negativo: Los atentados del 11S, el crack bursátil de 1929, la I y II guerra mundial…

Por cierto, en el mundo de la economía y las finanzas ya hemos observado unos cuantos cisnes negros que han pillado “en bragas” a los gurús y expertos de turno, los cuales fueron incapaces de preverlos a pesar de contar con modelos matemáticos predictivos de los más sofisticados. Lamentablemente, lejos de reconocer su incompetencia, insisten en realizar pronósticos y en estrellarse ante la realidad (a toro pasado siempre tienen excusas para justificar sus errores, solo tienen que elaborar una buena historia que aporte coherencia a lo sucedido). La verdad es que estos personajes tienen mucho peligro…

Si he conseguido picar vuestra curiosidad pero no contempláis leer el libro, os recomiendo la lectura de un muy buen resumen del mismo: Analizamos El cisne negro: El impacto de lo altamente improbable de Nassim Taleb

Y si no disponéis de tiempo suficiente para leer la entrada recomendada en el párrafo anterior, os dejo un par de vídeos muy breves para que al menos captéis la idea:


2 comentarios

  1. Sergio   •  

    X. Sala i Martin, en serio?? ese sí que tiene peligro y es un gurú al que le pilló con las bragas bajadas la crisis… menudo vendehumo con ínfulas

  2. juanma   •     Autor

    Bueno, de acuerdo contigo, pero en el vídeo solo se limita a exponer una idea que no es suya… yo me quedo con la idea, sin importar el personaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *