Cabreo mayúsculo y tensión en los jardines de Sabatini

Compartir:

¡¡Vaya pollo el que se ha montado ayer!! Os narro los hechos, de los que he sido testigo y (desgraciadamente) afectado :

Resulta que me acerqué con un colega a los jardines de Sabatini a disfrutar del concierto gratuito que iba a dar la Banda Sinfónica Municipal de Madrid y la Coral Polifónica de Alcorcón. La información del evento la obtuvimos del siguiente enlace :

PINCHAD AQUÍ. Como habréis podido apreciar, pone que la entrada es libre y que los pases eran a las 22 horas. Al igual que nosotros, hubo varias personas que se informaron a través de esa página, pero mucha otra gente apareció con un librito muy chulo del ayuntamiento con el programa de los Veranos de la Villa, en el que se podía ver anunciado el puto concierto como una jornada de puertas abiertas, con los mismos datos de horarios que ya conocíamos.

Pues bien, ya que la terraza-bar abría a las 21 horas, nos personamos delante del recinto a las 20:15 pensando que podríamos pillar invitación…pero nada más llegar ya no quedaban localidades, pues se empezaron a repartir a las ¡¡19 horas!!. Por lo que nos contaron, ya había gente esperando desde las 16 horas…y la cola que se formó hubiese acomplejado al mismo Nacho Vidal. Pero los que no sabíamos la hora en que abrían las taquillas, no tuvimos la oportunidad de pelearnos por situarnos bien en la cola…simplemente nos quedamos con cara de gilipollas ante el cartelito de “Localidades agotadas”.

Mucha gente no se resignó y comenzó a pedir hojas de reclamaciones y a indignarse de mala manera. Los más soliviantados protestaron enérgicamente, gritando y golpeando las puertas. Tuvieron que mantener las puertas cerradas durante un buen tiempo, pues algún señor amenazaba con entrar por las buenas o por las malas, mientras que l@s agraciad@s con invitaciones que iban llegando (e incluso los mismos músicos) tenían que esperar fuera con gran asombro ante la pelotera que había formada. La policía local tuvo que intervenir para apaciguar ánimos…en una jornada de puertas abiertas que ¡¡estaban cerradas!!. Total, a las 22:20 no había comenzado el concierto, y nos piramos del lugar con un aturdimiento del cagarse. Ignoramos si por lo menos permitieron entrar dentro de los jardines a la gente que no consiguió invitación, pues los asientos ya tenían dueñ@s. Por favor, si alguien estuvo allí, que nos cuente cómo terminó la cosa…ya sólo por curiosidad…

Y para otro año, a ver si se esmeran más, dan información más detallada (internet, folletos…), y organizan mejor estas actividades, que nos han tocado los ovarios y los huevos a much@s que hemos perdido la puta tarde por culpa de algún gañanazo al que le viene demasiado grande el trabajo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *